El Banco Central acuerda con los bancos acelerar la baja de las tasas

Las entidades se comprometieron a un recorte de entre uno y dos puntos de las tasas de adelantos en cuenta corriente. La idea es extenderlo al resto de las líneas. Aunque el Central ya se los había exigido, en noviembre hubo subas generalizadas. Por lo bajo, en el sector dicen que detrás del pedido hay una señal política frente al poder de Moreno.

16deDiciembrede2011a las07:59

Tal como adelantó El Cronista, la presidenta del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, recibió ayer a las cabezas de los principales bancos del sistema, convocados el día anterior a una reunión. El tema a tratar, desconocido previamente por el sector, fue uno solo: las tasas de interés. En concreto, la autoridad monetaria volvió a pedirle a las entidades que bajen el costo del crédito, sobre todo el dirigido a la producción.
Hace menos de un mes, la presidenta de la entidad ya le había hecho a los banqueros idéntico reclamo.

Pero desde entonces a hoy algunas líneas mostraron una fuerte resistencia. Fuentes del organismo remarcaron que “ahora se acordó acelerar ese proceso a la baja”. Y destacaron que “la reducción será generalizada y comenzará mañana –por hoy– mismo, pero que será un proceso gradual”. “Los bancos se comprometieron a reducir el costo de todos los segmentos, pero empezarán por las líneas dirigidas a empresas, como adelantos en cuenta corriente”, revelaron.

Según informó el ente en el Análisis Monetario Mensual, las tasas de interés activas y pasivas registraron aumentos generalizados durante noviembre. En el BCRA destacaron que entre los préstamos comerciales, el promedio mensual de las tasas aplicadas a las distintas líneas instrumentadas mediante documentos se ubicó en noviembre en 25%. El caso más claro es el de los adelantos en cuenta corriente, que se ubicó en 25,6% en noviembre (hace dos meses se ubicaba en torno al 20%).

En las últimas semanas, el contacto entre el Central y los bancos comenzó a aceitarse y fue más frecuente que de costumbre, según reconocen los propios banqueros. Se sucedieron diversas reuniones a raíz del ruido que generaron los controles cambiarios (como la salida de depósitos en dólares y una escalada en las tasas de interés) con el objetivo de que los bancos no corten el financiamiento. De hecho, una de las últimas exigencias del Central al sector fue que dejen estable la tasa Badlar por debajo del 20% (había escalado cerca de 10 puntos y llegó a tocar 25% trasladando el mayor costo al resto).

Ayer, Marcó del Pont estuvo acompañada del vicepresidente del ente monetario, Miguel Angel Pesce y entre los convocados participaron tanto banco públicos como privados (nacionales y extranjeros). Los bancos presentes fueron Santander Río, BBVA Banco Francés, Galicia, Citi, HSBC, Supervielle, Macro, Nación, Credicoop, Provincia, Ciudad y Supervielle. En diálogo con El Cronista, el presidente de Citi, Juan Bruchou señaló que “todos los bancos acordaron comenzar desde mañana la baja de un punto de préstamos como adelantos y los personales, aunque después será para todas las líneas”.

Pero, por lo bajo, los banqueros reconocen que detrás del pedido oficial se gesta una intención más política: “la presidenta del BCRA quedó totalmente tapada por Guillermo Moreno. Ha perdido la batalla en el Gobierno. Entonces, dentro de lo que puede hacer como señal política se encuentran este tipo de reuniones”. Vale recordar en esta línea que el secretario de Comercio no sólo ha sido ratificado en su cargo dentro del Gobierno, sino que ahora también se le han ampliado sus poderes. La Presidenta le creó una supersecretaría en la que el funcionario sumará, a las tareas que ejerce hoy en su cartera, atribuciones que estaban asignadas a otros. De esta manera, el polémico funcionario (conocido y temido por sus presiones) tendrá injerencia de mayor contro

Temas en esta nota

    Cargando...