Fiat comienza a producir cosechadores en el país

Se ensamblarán en la planta de camiones Iveco en Córdoba mientras se termina de construir una nueva fábrica que demandó una inversión mayor a u$s 100 millones.

Por
20deDiciembrede2011a las10:29

En menos de 15 días, la automotriz Fiat comenzará a ensamblar cosechadoras en el mercado local, según confirmó el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi.
Lo hará a través de su subsidiaria Case New Holland (CNH) en el complejo de Ferreyra, en Córdoba, donde se producen los camiones Iveco y se asienta la producción de Fiat Auto y FPT Industrial (que elabora cajas de cambios, engranajes).

Hoy, Case cuenta con un depósito ubicado en Garín, provincia de Buenos Aires, que almacena y distribuye alrededor de 14.000 líneas de repuestos mensuales a la red de concesionarios en Argentina. Pero el grupo está construyendo una planta que demandará una inversión de u$s 100 millones y le permitirá producir en el pais cosechadoras de gran porte además de tractores, y más líneas de motores para equipar esta maquinaria.
La mitad de las máquinas fabricadas por Fiat en Córdoba abastecerán el mercado local y el resto será exportado a países de América del Sur.

La inversión de Fiat fue anunciada por el CEO global del grupo, Sergio Marchionne, tras una reunión con la ministra Giorgi en la que comprometió el desembolso, más temprano en el año. De esta forma, la empresa comenzará a cumplir con el compromiso que asumió ante el Gobierno de nivelar la balanza comercial del sector de maquinarias agrícolas que, según la cartera de Industria, que comanda Débora Giorgi, tuvo en 2010 un déficit cercano a los u$s 300 millones en la balanza comercial. Por eso, la ministra les exigió a los fabricantes, a partir de este año, duplicar la producción de tractores y cosechadoras.

Pese a que los controles a las importaciones de este sector son anteriores a los del resto de los bienes, las compras fueron mayores a las exportaciones y por eso el Gobierno presiona a las empresas para que inviertan en la Argentina.

Además de Case, la estadounidense John Deere anunció un desembolso de u$s 130 millones; Agco Allis comprometió u$s 140 millones y la alemana Claas dijo que invertirá u$s 60 millones.

En marzo de 2009 comenzaron a implementarse las licencias no automáticas para las importaciones de maquinaria agrícola, para fomentar la venta de las nacionales. En paralelo, el Gobierno instrumentó líneas de crédito subsidiado para la compra de maquinaria hecha en Argentina.

Ambas medidas se replicaron en 2010, y por eso, según datos de Industria, el sector sustituyó importaciones por casi u$s 250 millones el año pasado y la venta de maquinaria fabricada en Argentina marcó récord de facturación con $ 2.016 millones y alcanzó una participación en el mercado local del 48,6%. Y esta participación siguió incrementándose en 2011, según las cifras del Indec.

Temas en esta nota