Nuevo impuesto para triangular

La AFIP dispuso una alícuota del 3,5% a cuenta de Ganancias para este tipo de operaciones.

Por
23deDiciembrede2011a las08:00

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso ayer un nuevo régimen de percepción del impuesto a las ganancias para las operaciones de triangulación comercial, en las que una persona o empresa compra en el exterior mercancías que no ingresan en el país y son vendidas a terceros países.

Según la resolución 3240 de la AFIP, publicada ayer en el Boletín Oficial, la retención se efectuará "al momento en que se realice la operación de venta de divisas" originadas por la exportación de ese bien comprado en el exterior (el intermediario está obligado a liquidarlas en el país, como en cualquier operación exportadora). Se cobrará 3,5% sobre el importe de la operación de venta de divisas a cuenta de la liquidación final del impuesto a las ganancias.

La norma, firmada por el administrador del organismo recaudador, Ricardo Echegaray, establece que los agentes de percepción serán las entidades financieras y que el nuevo régimen se aplicará a partir del 1° de enero próximo.

El presidente de la Cámara de Importadores, Diego Pérez Santisteban, explicó que "esa retención de ganancias no estaba prevista hasta ahora en las operaciones de triangulación", aunque sí se aplicaba a las importaciones comunes (cuando el producto efectivamente ingresa en el país). "En este caso, la alícuota es un poco menor, en torno al 3 por ciento", agregó.

Según una fuente de la AFIP, la alícuota del 3,5% para las compras de mercancías en el exterior que son vendidas a otros países "surge de estudios sectoriales que realiza el organismo". Y aclararon que si bien hay muchas operaciones de este tipo, "no involucran un monto significativo".

"El porcentaje de la percepción supone que la operación generará una utilidad neta del 10% -analizó el tributarista César Litvin-. En casos en que la utilidad sea menor, esa percepción provocará un saldo a favor por exceso de pago a cuenta." Además, destacó que "existe la posibilidad de solicitar a la AFIP un certificado para quedar excluido de la percepción en el caso que la misma provoque un exceso de saldos a favor del contribuyente".

Pérez Santisteban indicó que, en realidad, "estas ventas por triangulación se redujeron mucho en el último tiempo, porque cuando se impuso el control de cambios, se desalentó este tipo de operaciones".

Para Litvin, "el objetivo del fisco es tener un mayor pago a cuenta del impuesto en forma anticipada, encarecer en forma indirecta la compra de divisas para las empresas que operan en este negocio y controlar con más herramientas estas operaciones muy específicas".

Por Oliver Galak.

Temas en esta nota