Se imprimieron 1 millón de Cedin pero hasta ahora se usó menos del 0,1%

En el mercado calculan que el gobierno gastó alrededor de $ 1 millón para la impresión de igual cantidad de Cedin. Ya pasó la primera mitad del blanqueo y no se suscribieron ni 700

Por |
Se imprimieron 1 millón de Cedin pero hasta ahora se usó menos del 0,1%
14deAgostode2013a las09:49

Tenemos 20 chequeras de 50 Cedin cada una, pero están intactas, porque hasta ahora no usamos ni un certificado: ningún cliente se acercó a suscribir nada, aunque en el Banco Central nos ofrecen más chequeras, y nos invitan a pasar a buscarlas”, advierten en una entidad.

El caso no es aislado. Pasada la primera mitad del blanqueo, sólo se suscribieron 664 Cedin del millón que imprimió el gobierno que, al parecer, tenía otra expectativa. El objetivo era que ingresara u$s 4.000 millones, cuando hasta ahora van solamente u$s 22 millones.

De ahí la desesperación del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por que su iniciativa no se convierta en un fracaso, y quede mal parado ante la presidenta. Máxime porque el mercado secundario no aparece, por lo tanto los dólares que entran no se quedan en las arcas del BCRA, ya que sólo 105 Cedin fueron pagados por u$s 7 millones.

En el ambiente estiman que, hasta ahora, se habrían distribuido alrededor de 400.000 Cedin en las 4.400 sucursales que tienen los bancos en todo el país. La cuenta se produce porque calculan que los bancos oficiales y provinciales podrían tener 100 en cada filial, ya que al estar alejados de la ciudad de Buenos Aires no pueden correr riesgos de no tener. Por lo tanto, calculan que 2.200 bocas tendrían 100 cada una (lo que daría 220.000) y las otras 2.200 filiales tendrían 50 en cada una, lo que sumaría otros 110.000. A esto habría que sumarle 1.000 en promedio que tendría cada uno de los 65 bancos que hay en la Argentina en su casa matriz.

Según fuentes del mercado, el costo de imprimir 1 millón de certificados habría sido de entre $ 0,80 y $ 1 por unidad, lo que totalizaría alrededor de $ 1 millón.

El Cronista consultó a Katya Daura, titular de la Casa de la Moneda, pero no respondió.

¿Por qué imprimieron tantos? “Como refuerzo. El gobierno no quería correr el riesgo de que una operación pudiera no hacerse a causa de falta de físico, lo cual era un primer temor, por lo tanto quería que todos tuviéramos un stock suficiente. Por otra parte, había que asegurar la distribución, para poder solventar los canjes de operaciones. Alguien que tenía 100.000 Cedin podía venir a pedir 100 certificados de 1.000, de modo de meterlos en el mercado secundario, aunque hasta ahora no sucedió”, explica un banquero.

Estimo que habrán impreso tantos porque las expectativas eran otras: ni el más escéptico esperaba esta adhesión. El mercado secundario iba a generar canjes y reemplazos, pero nada de eso ocurrió”, revelan.

Aunque no descartan que, de cara al futuro, la presión para que las empresas suscriban Cedin se intensificará. “Visto que voluntariamente casi nadie tuvo interés, ya empezaron las sugerencias de parte de Moreno para cedinizar al mercado. El blanqueo termina a fin de septiembre, así que sería bueno mostrar confianza de los inversores de cara a las legislativas de octubre”, comentan.

Temas en esta nota