Profesora de la FAUBA es la primera argentina que recibe el Premio del Foro de Jovellanos

Cristina Plencovich recibió el premio internacional de investigación de la Fundación Foro de Jovellanos, del Principado de Asturias de España. El jurado destacó el trabajo de investigación que desarrolló por más de una década en la facultad sobre los fundamentos de la educación agraria en nuestro país. Precursora del término “agropaideia” destacó a la FAUBA como la única facultad de Iberoamérica que cuenta con un área de educación agropecuaria.

Por
Profesora de la FAUBA es la primera argentina que recibe el Premio del Foro de Jovellanos
20deAgostode2013a las10:42

 El 24 de julio, la Lic. María Cristina Plencovich, profesora y asesora pedagógica de la Facultad de Agronomía de la UBA, se convirtió en la primera argentina que recibió el premio internacional de investigación otorgado por la Fundación Foro de Jovellanos, en Gijón, Principado de Asturias (España), por su trabajo "Jovellanos: pensamiento, agropaideia e ilustración".

                  “Hay una obra de Jovellanos que se considera fundamental: el informe sobre la Ley Agraria. Intenté unir la perspectiva agraria de Jovellanos a sus ideas pedagógicas”, aseguró la profesora Plencovich.  

                  El trabajo de investigación premiado es un recorte de una línea de investigación que desarrolló por más de una década en la facultad, sobre los fundamentos de la educación agraria en nuestro país.

                  “A mi juicio, Jovellanos ha sido el precursor de la educación agropecuaria en la cultura iberoamericana, un hecho poco conocido de la obra del asturiano, quizá eclipsado por la importancia de su pensamiento político, ético, pedagógico e, incluso, literario”, afirmó la licenciada.

                  Don Gaspar Jovellanos (1744-1811) fue el impulsor del concepto de que la educación debía llegar a los campesinos con el fin de que promuevan la prosperidad de la tierra, primer motor de la economía. El trabajo de la asesora pedagógica de la FAUBA es una síntesis de las características de la educación en el siglo XVIII.

                  “Para realizarlo, investigué y estudié documentos y los censos de población del siglo XVIII en adelante, publicados por el Instituto Nacional de Estadística de España y toda la obra édita de Jovellanos, así como estudios críticos de su época y del siglo XIX”, contó.

                  Según el fallo del jurado, la profesora Cristina Plencovich fue premiada, fundamentalmente, por hacer explícita la gran  preocupación que sentía Jovellanos por los actores del agro de su tiempo, pospuestos, vulnerables, olvidados; a través de la creación de escuelas en el medio rural y de un sistema para la diseminación de conocimientos agronómicos. Estas ideas fueron admiradas por dos prohombres de la independencia nacional argentina: Manuel Belgrano e Hipólito Vieytes.

                  “Este hecho ha quedado en la penumbra; olvidado a ambos lados del Atlántico por razones diversas.  Lo que más me importó es haberlo sacado a la luz y ver cómo fue reinterpretado por la mirada de nuestros próceres, quienes tenían estrecho contacto con la obra del gijonés, como explícitamente lo subrayan”, expresó.

                  La distinción de la Fundación Foro de Jovellanos se otorga cada dos años, con una única convocatoria. La ceremonia de entrega tendrá lugar en el mes de noviembre en Gijón, España. “Tendré que brindar una conferencia sobre el trabajo en Gijón”. También, se prevé la publicación por el Principado del ensayo en formato de libro.

                  Según informó el secretario del Foro, Dr. Silverio Sánchez Corredera, de las 15 ediciones, es la primera vez que se otorga a un investigador de la Argentina. Los países ganadores fueron España, Alemania, Italia, Francia, Nueva Zelanda; y, dentro de América, Venezuela y Cuba.

                  La Lic. María Cristina Plencovich no sólo destacó a la FAUBA como la única facultad de Iberoamérica que cuenta con un área de educación agropecuaria, sino que también es la precursora del término “agropaideia”, que refiere a la formación humana a través de los valores, la ciencia y tecnología descritos a lo agrario y ambiental. “Y es toda la comunidad educativa de la Facultad de Agronomía  la que se encuentra abocada a esa misión en sus funciones de docencia, investigación y extensión”.  

                   “Es una distinción en habla hispana relevante, por lo cual la sensación de irrealidad cuando recibí la noticia fue grande. Creo que es un premio importante para la facultad, por el lugar que le ha concedido a la educación agropecuaria, que es una de las funciones de la universidad. Habla de la preocupación de su comunidad educativa y de todos sus actores por la educación agraria, en nuestro caso, por la formación de recursos humanos de nivel universitario para el agro. Y del reconocimiento de sus precursores históricos”, reflexionó la profesora de la FAUBA.  

Temas en esta nota