BCRA: hay dólares para pagar deuda hasta 2015

El organismo Indicó que las reservas equivalen al 170% de los vencimientos.

Por |
BCRA: hay dólares para pagar deuda hasta 2015
26deAgostode2013a las15:10

El Banco Central salió a aclarar que el stock de reservas que posee alcanza y sobra para cubrir los vencimientos de deuda que se presentan hasta fin de 2015, es decir hasta el final del mandato de Cristina de Kirchner. La entidad indicó en el informe cambiario del segundo trimestre que el nivel de reservas "es equivalente a alrededor del 170% de los vencimientos acumulados de capital e intereses de la deuda del sector público con vencimiento en el segundo semestre de 2013 y en los años 2014 y 2015".

Esta referencia se incorporó al informe cambiario recién en el primer trimestre de este año y volvió a aparecer en la información divulgada el jueves último. Allí se señala también que los vencimientos de deuda del Gobierno nacional que se pagaron con reservas ascienden a u$s 27.500 millones entre 2010 y 2013, es decir desde que se creó el Fondo de Desendeudamiento, y la cifra llega a u$s 37.000 millones si se suma el pago al FMI a principios de 2006.

La evolución de las reservas del BCRA se transformó en los últimos tiempos en un dato observado con preocupación, ante la fuerte caída acumulada en los primeros meses del año. En lo que va de 2013, la merma supera los u$s 6.200 millones, casi todo acumulado en el primer semestre, pero el mes próximo se producirá otra disminución abrupta cuando se cancela la totalidad del capital y la última cuota de intereses del Bonar VII, por u$s 2.070 millones, lo que dejaría las reservas en niveles de u$s 35.000 millones. La disminución observada en 2013 no estaba prevista por el Gobierno, al punto que la propia entidad que preside Mercedes Marcó del Pont se había puesto como objetivo explícito fortalecer el nivel de reservas, tras las caídas observadas en 2011 y 2012. Sin embargo, otros factores impidieron que ello suceda, entre ellos el déficit energético que afectó el superávit comercial y la salida de divisas por turismo, cuyo saldo neto arrojó un resultado negativo de más de u$s 4.500 millones sólo en el primer semestre del año.

Esta evolución dejó en claro que el cepo cambiario, a pesar de que se vuelve cada vez más restrictivo, es insuficiente para contener la caída de las reservas. Hubo otros aspectos que jugaron en contra, como la caída del precio del oro, que si bien se está recuperando en agosto ni siquiera alcanza para que mejore la evolución del stock.

Según los cálculos efectuados por el Central, aunque no los publica directamente, los vencimientos de capital e intereses estarían rondando los u$s 21.000 millones entre el segundo semestre de 2013 y fines de 2015. Este número es congruente con la relación del 170% que existe entre el nivel de reservas y las obligaciones que debe enfrentar el Estado nacional. No se trata, por cierto, de una situación demasiado holgada. Por eso, en los últimos días se conocieron informes de research que plantean dudas respecto de la viabilidad de seguir aplicando dólares contantes y sonantes para hacer frente a los futuros vencimientos.

Así lo señaló un research del Citigroup, que calculó una chance del 37,5% de que el pago del Boden 2015, que cae en octubre de ese año, se termine pagando en pesos al tipo de cambio oficial, ante la escasez de dólares que sufrirá el BCRA. Se trata de la obligación más pesada que tiene el Gobierno por delante, ya que entre capital e intereses vencen más de u$s 6.000 millones. Por su parte, la semana pasada, la presidente, Cristina de Kirchner, había culpado de la caída de reservas a "la declinación de la producción de YPF", obviamente durante el período en que estuvo controlada por Repsol y el grupo Eskenazi (es decir antes de la expropiación), y defendió el pago con reservas para evitar la "bicicleta" de salir a tomar nueva deuda para pagar vencimientos.

Temas en esta nota