Con nieve y frío, las vacas también engordan

Técnicos del INTA recomiendan la suplementación mediante el uso de silobolsas, un manejo que mostró aumentos de hasta 1,2 kilogramos por día.

Por
Con nieve y frío, las vacas también engordan
30deAgostode2013a las15:50

Nieve, frío y sequía. Son algunos de los obstáculos que enfrentan los productores patagónicos a la hora de engordar al ganado. Técnicos del INTA Trevelin –Chubut– demostraron que el ensilado de avena como alternativa al maíz es un complemento estratégico para la recría y el engorde bovino. Del 4 al 6 de octubre en la ciudad de Trelew, de esa provincia, los especialistas del instituto compartirán sus conocimientos en la megamuestra INTA Expone Patagonia. “Con esta técnica pasamos de perder un promedio de 150 gramos diarios a ganar más de 850”, sostuvo Miguel Raso, experto en producción animal del INTA Esquel –Chubut–.

En los períodos iniciales, el aumento fue de 700 gramos mientras que, sobre el final de la experiencia, fue de 1.200 gramos por día, amplió el técnico. “La difusión de la técnica del embolsado, permite minimizar las pérdidas de calidad y aportar practicidad de uso a través del autoconsumo”, aseguró Raso.

El uso estratégico de las reservas en épocas de déficit permitió obtener buenas ganancias diarias de peso y, al mismo tiempo, disminuir la utilización de insumos externos, como el maíz, que por la alta incidencia del flete aumentan el costo de la ración. Entre los suplementos más utilizados, el maíz como grano seco, húmedo o silaje, juega un rol clave en la mayoría de los sistemas ganaderos argentinos.

La incorporación de cereales de invierno –avena, cebada y centeno– en la región cordillerana de la Patagonia en la alimentación de terneros es una alternativa viable para reducir la dependencia de insumos externos a la región.

Silobolsa, una alternativa estratégica

Recriar animales a campo en la región patagónica implica resignar peso durante el invierno, con pérdidas que pueden llegar hasta un 10% del peso vivo.

En el INTA Esquel se implementan distintos ensayos de alimentación invernal que tienen como objetivo analizar alternativas que mejoren el comportamiento productivo de los animales y que, a la vez, resulten económicamente viables. En este sentido, se evaluó la utilización de silobolsa de planta entera de avena, en la alimentación invernal de terneros, destacando que el silaje constituyó el 50% de la ración, la cual se completó con maíz y un núcleo proteico a fin de ajustarla a los requerimientos de esta categoría de animales. Asimismo, Raso expresó la importancia de un buen cultivo para logar una buena reserva y señaló que “disponer de un alimento de mediana calidad y bajo costo permite definir estrategias de utilización adecuadas a diferentes objetivos, como recría o engorde intensivo, disminuyendo el costo de la ración e incluso como suplementación invernal en vacas de cría”.

Un sendero, todas las recomendaciones

Dentro del espacio de la megamuestra destinado a la Estepa, los especialistas del INTA compartirán sus conocimientos sobre suplementación y reservas forrajeras. Mediante dinámicas, se presentarán animales en corrales con comederos y diversidad de raciones, como así también habrá experiencias de productores. INTA Expone Patagonia está organizada en tres senderos que reflejan las zonas cordillerana y andina, la estepa árida y los valles.

En cada espacio, se mostrará el trabajo territorial realizado por el instituto junto con los ministerios de Agricultura y Desarrollo Social de la Nación, con el participación de diversos organismos pertenecientes a los gobiernos provinciales.

Bajo el lema “Donde la diversidad se encuentra”, la gran muestra del INTA reunirá aspectos tecnológicos, productivos, ambientales y sociales de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. En tres jornadas, esas seis provincias tendrán a la diversidad como eje común de las actividades productivas y tecnologías disponibles en la Patagonia argentina.

Temas en esta nota