La exportación de maíz pisingallo regresó a los niveles de 2011 pero con precios 40% superiores

El FOB promedio mensual en agosto fue de 815 u$s/tonelada.

Por
La exportación de maíz pisingallo regresó a los niveles de 2011 pero con precios 40% superiores
17deSeptiembrede2013a las12:54

Los volúmenes exportados de maíz pisingallo argentino regresaron a los niveles de 2011. Pero los precios se mantienen un 40% por encima de los presentes dos años atrás.

En agosto pasado se declararon ventas externas de 26.452 toneladas de pisingallo –correspondientes al ciclo 2012/13– a un valor promedio ponderado de 815 u$s/tonelada (FOB) versus 768 y 572 u$s/tonelada en agosto de 2012 y de 2011 respectivamente.

Luego de registrar un máximo histórico mensual de 910 u$s/tonelada en enero de ese año, los valores promedio de exportación del maíz pisingallo argentino comenzaron a descender.

En los primeros ocho meses de 2013 se declararon ventas externas de maíz pisingallo por 129.862 toneladas versus 120.718 toneladas en el mismo período de 2012.

En enero-agosto de 2011 y 2010 se habían declarado 128.600 y 158.086 toneladas respectivamente (Argentina es el principal exportador mundial de la especialidad agrícola).

El principal destino de exportación del producto en enero-agosto de 2013 fue Egipto con el 9.8% del volumen total declarado en el período, seguido por Emiratos Árabes Unidos (6.6%), Colombia (5.1%), Perú (4.8%), España (4.7%), Brasil (4.7%), México (4.1%), India (3.7%), Venezuela (3.6%), Turquía (3.5%), Ecuador (2.6%), Yemen (2.5%), Italia (2.4%), Marruecos (2.4%), Siria (2.2%) y Arabia Saudita (2.1%), entre otros.

Las últimas dos campañas argentinas de maíz pisingallo registraron problemas productivos por inconvenientes climáticos.

La producción argentina 2012/13 de pisingallo –a partir del cual se elabora pochoclo o pop corn– resultó comprometida porque la mayor parte de la especialidad agrícola se produce en las zonas oeste y norte de Buenos Aires (dos regiones afectadas por inundaciones, anegamientos y tormentas severas). En 2011/12 buena parte de la producción se perdió por restricciones hídricas.

Temas en esta nota