Lorenzino viajó a EE.UU. para discutir el nuevo índice de precios con el FMI

"Hubo reuniones con el Banco Mundial por temas de agenda y con el Fondo Monetario Internacional por el nuevo IPC, en lo que se está avanzando", informó ayer la vocera del ministro Lorenzino.

Por
Lorenzino viajó a EE.UU. para discutir el nuevo índice de precios con el FMI
18deSeptiembrede2013a las07:20

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, encabezó una gestión relámpago a Estados Unidos para reunirse con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial. El objetivo fue avanzar en las negociaciones con el Fondo sobre la confección del nuevo Indice de Precios al Consumidor Nacional, porque el Gobierno tiene plazo hasta el 29 de septiembre para presentar resultados.

El ministro viajó el viernes a Washington y hoy estará de regreso en Buenos Aires. Lo acompañaron el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, y las autoridades del INDEC, Norberto Itzcovich y Ana Edwin.

Lorenzino no se vio con la titular del FMI, Christine Lagarde, quien estuvo recluida en un “retiro de trabajo” junto a los directores. Pero el representante argentino ante el Fondo, Sergio Chodos, no pudo participar de ese encuentro porque tuvo que acompañar al ministro en las reuniones con los equipos del Departamento de Estadísticas del organismo. El directorio del FMI tiene previsto tratar la cuestión de Argentina antes del 13 de noviembre y ya emplazó al Gobierno a reformar sus estadísticas antes del 29 de septiembre.

El Ministerio de Economía tiene avanzada la confección del IPC Nacional, e incluso no se descarta que antes de las elecciones legislativas de octubre difunda el dato de la inflación de septiembre. De todos modos, ese dato no sería comparable con el actual IPC Capital-GBA que se toma actualmente como referencia, ya que tendrá una composición diferente y abarcará un universo geográfico y de consumo distinto.

“Hubo reuniones con el Banco Mundial por temas de agenda y con el Fondo Monetario Internacional por el nuevo IPC, en lo que se está avanzando”, informó ayer la vocera del ministro Lorenzino.

Sobre la gestión ante el Banco Mundial no hubo precisiones, pero trascendió en los últimos meses la preocupación del Gobierno porque el flujo de créditos con este organismo resultó negativo: es decir, se le paga más que lo que presta. Esto es consecuencia de una “sanción” implícita a la Argentina -no hay renovación de préstamos y sólo se desembolsa lo que ya está aprobado- por la falta de acuerdo con los holdouts, el Club de París y el Tribunal Arbitral de Diferencias Comerciales (más conocido por la sigla CIADI). Ayer el Gobierno negó que versiones de que el Gobierno está por cerrar un acuerdo con cinco empresas que ya recibieron sentencias definitivas en ese Tribunal.

Lorenzino se reunió con los abogados que representan a la Argentina en EE.UU. en los juicios que mantiene con los llamados fondos buitre por la deuda impaga.

Temas en esta nota