El costo real de la canasta cuadruplica el valor de la del Indec

Una familia tipo necesita $ 100 diarios para comer, según el índice porteño

Por
El costo real de la canasta cuadruplica el valor de la del Indec
30deSeptiembrede2013a las07:19

Una pareja porteña de unos 35 años con dos hijos varones de seis y nueve años necesitó $ 100,5 por día sólo para poder comer durante el mes pasado, casi cuatro veces más que los $ 24,7 calculados por el cuestionado Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para el mismo período.

Los datos del fuerte impacto de la inflación en el consumo familiar surgen del cálculo de la Canasta Alimentaria Básica, que mide la línea de indigencia, elaborada por la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires y que muestran que cada integrante de ese grupo familiar precisó unos $ 25 por día para poder comer. El Indec, en cambio, insiste en que ese trámite fue posible sólo con 6 pesos diarios, algo que la presidenta Cristina Kirchner intentó reforzar en julio pasado cuando lanzó un insólito menú para los empleados de la Casa Rosada por sólo 3 pesos diarios.

La variación de ambas canastas, a pesar de que la porteña contempla otro tipo de ponderaciones, desnuda aún con mayor claridad la manipulación del índice de precios y de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) en el Indec.

Por caso, en los últimos nueve meses, entre noviembre y agosto, la canasta de alimentos básicos elaborada por los técnicos porteños se encareció 16,45%, mientras que la que calcula el organismo estadístico bajo la órbita del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sólo subió 4,66 por ciento.

Mirados en detalle, los números de Moreno se alejan tanto de la realidad de las góndolas que incluso destacan su éxito a la hora de implementar los controles de precios. Al tomar los datos del Indec, cada integrante de esta familia hubiera necesitado $ 5,9 por día para alimentarse en noviembre pasado, mientras que en agosto precisó 6,1 pesos. Es decir que en los últimos nueve meses los precios de los alimentos básicos estuvieron congelados de acuerdo con la lectura de los datos que difunde el gobierno nacional.

El sistema de canastas de la ciudad de Buenos Aires es diferente al del Indec e incluso más moderno. Establece diferentes niveles de consumo que suponen grados de satisfacción de las necesidades básicas. Esta estratificación produce un indicador que discrimina distintos grupos de vulnerabilidad. Otra de sus características es que cada canasta contempla las necesidades de consumo de los hogares según sus particularidades (ciclo vital, tamaño, edad de sus miembros, entre otras) y no según las de un hogar promedio.

A pesar de las subas en lo que va del año, de acuerdo con la mayoría de las estimaciones privadas, septiembre está cerrando con una inflación en torno del 1,8 o 1,9%, frente al 2,1% de agosto y el pico de 2,5% que se había tocado en julio. Este menor ritmo se explica por la evolución del rubro alimentos y bebidas, que por tercer mes consecutivo está cerrando con un incremento inferior al del mes anterior, según publicó LA NACION. No obstante, los mismos analistas creen que las alzas volverán a repuntar en el último trimestre del año.

Pero desde enero los precios no dieron tregua a los porteños. En el acumulado a septiembre, los productos de la canasta elaborada por la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires que más se encarecieron son leches, yogures y quesos, alimentos que sufrieron un alza de 27,76 por ciento.

Detrás vienen los cereales y las legumbres, con alzas de 27,04% en el mismo período.

Los datos del Indec sobre el costo de vida se volvieron tan inverosímiles que el propio candidato del Frente para la Victoria (FPV) Martín Insaurralde los puso varias veces en duda en las últimas semanas. Incluso, por pedido del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno relanzará a fin de este año -aunque sólo estaría operativo en 2015- un índice de precios al consumidor nacional. Se trata de un indicador similar al que discontinuó Cristina Kirchner en 2008, luego de que economistas privados lo utilizaran para demostrar la manipulación del IPC del Gran Buenos Aires que publica el Indec.

DOS REALIDADES ECONÓMICAS

$ 100,5 Real

Es lo que necesita una familia tipo (dos adultos y dos hijos) para alimentarse por día, según el gobierno porteño

$ 24,7 Virtual

Es lo que necesita la misma familia de acuerdo con las cuestionadas mediciones del Indec

Temas en esta nota