Tesoro de EE.UU. y el FMI alertan que un default sería “catastrófico”

En un duro reporte, el Departamento del Tesoro advirtió que una suspensión de pagos llevaría a una crisis “peor que la de 2008”. Bancos toman medidas para evitar una corrida

Por
Tesoro de EE.UU. y el FMI alertan que un default sería “catastrófico”
04deOctubrede2013a las07:19

Los bancos estadounidenses estaban llenando los cajeros automáticos con dinero extra, los inversionistas vendieron los bonos del Tesoro y los índices de la Bolsa cayeron ayer, señalando la creciente inquietud de que Estados Unidos pueda incumplir con los pagos de su deuda en un par de semanas. En el tercer día del cierre gubernamental, los políticos y líderes empresariales expresaron su creciente preocupación de que los republicanos y los demócratas no lleguen a un acuerdo antes de la fecha límite del 17 de octubre para elevar el techo de la deuda nacional. 

Christine Lagarde , directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), advirtió acerca de las nefastas consecuencias para el resto del mundo si no se resuelve este estancamiento. “El cierre del gobierno ya es malo de por sí, pero el no elevar el techo de la deuda sería mucho peor”, dijo. “Es crítico que esto se resuelva lo antes posible”.

Dos de los 10 bancos más grandes del país dijeron que estaban poniendo en marcha las medidas de emergencia que utilizaron en agosto de 2011 cuando el gobierno estuvo a punto de rebasar el límite de la deuda. 

Un alto ejecutivo dijo que su banco estaba entregando 20% a 30% más dinero en efectivo de lo habitual en caso de que los clientes, presos del pánico, intentaran un retiro masivo de fondos. Los bancos también están convocando reuniones diarias de emergencia para discutir otras medidas, incluidos posibles sobregiros gratuitos para los clientes que dependen de los pagos del seguro social del gobierno. 

El Tesoro de EE.UU., por su parte, dijo que el país podría quedarse sin dinero para pagar sus cuentas a partir del 17 de octubre si el Congreso no llega a un acuerdo. 

“Un incumplimiento no tendría precedentes y podría llegar a ser catastrófico: los mercados de crédito podrían congelarse, el valor del dólar podría caer en picada, las tasas de interés en EE.UU. podrían dispararse”, dijo el Tesoro en un reporte ayer, citando “los efectos secundarios negativos que tendría alrededor del mundo”. Y añadió: “Podría haber una crisis financiera y una recesión que bien pudiera repetir los acontecimientos de 2008 o hasta peor”. 

Hasta ayer, los mercados financieros se habían mantenido relativamente optimistas con respecto a la disputa fiscal estadounidense. Pero a medida que el plazo límite de la deuda se avecina, y vista la ausencia de un acuerdo en Washington, los inversores están tratando de aligerar sus carteras de bonos de octubre, dijeron operadores. Las primas de seguros contra un incumplimiento soberano de EE.UU. durante el próximo año aumentaron de alrededor de 30 a 54 puntos básicos. 

Mientras aumentaron las preocupaciones, el presidente Barack Obama pronunció un arrasador discurso atacando a los republicanos por insistir en retrasar la financiación de sus reformas de salud a cambio de la aprobación del presupuesto. 

“Hay una sola forma de salir del chantaje republicano, imprudente y perjudicial” dijo. “Voten y pongan fin a esta farsa”, agregó ante aplausos. 

El miércoles Obama se reunió con líderes del Congreso de ambos partidos, pero no pudieron superar sus diferencias. Los republicanos se mantienen firmes en sus intentos por obtener concesiones de parte de la Casa Blanca, sobre todo para socavar la ley de salud de 2010 conocida como “Obamacare”. 

“No se negocia poniendo una pistola en la cabeza de la otra persona”, enfatizó ayer Obama.

En sólo dos semanas, el gobierno de EE.UU. se quedará con sólo u$s 30.000 millones para pagar sus cuentas, y ha advertido de que en algunos días después, sus obligaciones podrán superar esa cantidad. Los funcionarios del Tesoro ha evitado especificar qué cuentas se pagarían y en qué momento se activaría un incumplimiento. Simplemente han dicho que no hay alternativa para aumentar los niveles de endeudamiento y que dar prioridad a ciertos pagos con respecto a otros como sugieren muchos republicanos es sencillamente imposible.

Temas en esta nota