Brasil acusa en la OMC a China y Japón por trabas al ingreso de carne

Es por mantener barreras al ingreso de carne bovina brasileña en sus mercados en función del caso atípico de la enfermedad de la “vaca loca” identificado en el estado de Paraná hace dos años

Por
Brasil acusa en la OMC a China y Japón por trabas al ingreso de carne
17deOctubrede2013a las07:06

Brasil cuestionará a China, Japón y Sudáfrica en el Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (SPS) de la Organización Mundial de Comercio (OMC) por mantener barreras al ingreso de carne bovina brasileña en sus mercados en función del caso atípico de la enfermedad de la “vaca loca” identificado en el estado de Paraná hace dos años.

Tres de las doce nuevas “preocupaciones comerciales” incluidas en la agenda del comité para la semana próxima son de Brasil. El grupo, que se reúne periódicamente, es a instancias de la OMC el responsable de examinar hasta qué punto medidas sanitarias rigurosas para garantizar productos alimenticios seguros para el consumidor sirven como pretexto para acentuar el proteccionismo. 

En el caso brasileño, el problema es que las barreras china, japonesa y sudafricana a la carne bovina perduran incluso después de que el país mantuvo el status de “riesgo insignificante” para la dolencia en el comité científico de la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE), a inicios de este año.

Como otros mercados que suspendieron los embargos, las barreras que Brasil cuestionará en la OMC derivaron de la identificación del agente que causó la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), más conocida como “vaca loca”, en una vaca que murió a finales de 2010 en el Estado de Paraná.

El comité científico de la OIE también garantizó que la identificación del caso único en Paraná no colocaba en riesgo la salud animal o de los consumidores de los socios de Brasil, especialmente porque el animal fue abatido y ninguna parte de él entró en la cadena alimentaria.

Para el director general de la OIE, Bernard Vallat, los países importadores tendrían que retomar las compras de carne brasileña en “lo más breve posible”. Pero China, Japón y Sudáfrica continúan “arrastrando los pies”, lo que complica el sello de calidad que los productores quieren mantener en el mercado internacional.

En el comité de la OMC, la Unión Europea también cuestionará a Sudáfrica por imponer nuevas condiciones a la importación de pollo. De Brasil es el origen de la mayor parte de las importaciones de pollo.

Otro tema caliente en el comité de la OMC será la queja de Japón contra la prohibición impuesta por Corea del Sur al ingreso de su pescado, por temor a la contaminación nuclear después de los enormes problemas en la central nuclear de Fukushima. 

Otros países tendrán que hacer aclaraciones, como Indonesia (por la eliminación del uso de algunos productos químicos), Nueva Zelanda (por la contaminación de leche), Japón (por las sospechas de contaminación nuclear) y Estados Unidos y Canadá (por nuevas reglas de seguridad de los alimentos).

Temas en esta nota