Alivio: modera el Central la expansión monetaria

Por venta de dólares retiró $ 10.700 millones en Septiembre y Octubre. Base crecerá 27% interanual para fin de año. La consecuencia es que se retiran pesos y así se suaviza el crecimiento de la base monetaria y del circulante.

Por
Alivio: modera el Central la expansión monetaria
21deOctubrede2013a las07:32

La venta de dólares por parte del Banco Central refleja la escasez de divisas, y la entidad sufre el impacto en una continua caída de reservas, que ya supera los u$s 9.000 millones en lo que va de 2013. Pero este desbalance tiene otro efecto: una fuerte absorción de pesos. En la medida en que el BCRA termina con saldo negativo al intervenir en el mercado cambiario, la consecuencia es que se retiran pesos y así se suaviza el crecimiento de la base monetaria y del circulante.

Como en los últimos meses la entidad que preside Mercedes Marcó del Pont acentuó la venta de divisas para suavizar la suba del dólar oficial, también creció la cantidad de pesos que se absorbieron. En septiembre, la venta de divisas restó del mercado $ 6.600 millones y hasta el 11 de octubre se agregaron otros u$s 4.100 millones. Pero como en la última semana continuó esta tendencia, la cantidad de pesos absorbidos en el mes ya se acercaría a los $ 5.000 millones. En menor medida, esta misma tendencia también se había observado en julio y agosto, todos meses en los que la intervención cambiaria arrojó saldo negativo.

Cada 100 millones de dólares que vende el Central, la absorción de pesos equivalente llega a unos 580 millones de pesos (ya que tanto las compras como las ventas de divisas se hacen al tipo de cambio oficial, actualmente un par de centavos por encima de $ 5,80).

La absorción de pesos por venta de dólares es complementada por la colocación de Lebac y Nobac por parte del Banco Central. Desde agosto, la autoridad monetaria quitó del mercado otros $ 7.000 millones.

Entre la venta de dólares y la colocación de bonos, el BCRA compensa la fuerte emisión de pesos que le exige el Tesoro. Sólo en septiembre, por ejemplo, la entidad emitió $ 19.000 millones para cubrir las necesidades de caja del Gobierno, una cifra récord. Sin embargo, como el balance de intervención cambiaria da permanentemente negativo, semejante emisión de pesos queda al menos en parte absorbida. El efecto es que crece menos la cantidad de pesos en la economía, lo que ayuda a que la inflación no se dispare. Al mismo tiempo, ese menor crecimiento en la cantidad de pesos debería ayudar para que haya menos presión sobre el dólar en el mercado informal.

Las últimas cifras divulgadas por el BCRA muestran el efecto de esta situación. De hecho, la base monetaria crece sólo el 10% en lo que va de 2013 y un 28,3% interanual, cuando en la misma época del año pasado el aumento ya llegaba al 35% para superar el 40% a fines de 2012. Las proyecciones que realizan las consultoras que siguen de cerca los números del BCRA estiman que el aumento de la base monetaria hacia fin de año estaría en torno al 26% o el 27% anual.

El funcionamiento del mercado cambiario, por ende, muestra un cambio en la dinámica de los últimos años. Sucede que cuando el BCRA compra dólares, como sucedió en 2012, la emisión de pesos para adquirir esas divisas es significativa. El año pasado, por ejemplo, se emitieron $ 41.000 millones por la compra de divisas. El balance anual de 2013, en cambio, arroja un saldo negativo de $ 6.800 millones.

Se estima que hacia fin de año la presión para que el Central financie las necesidades del Tesoro crecerá aún más. En ese sentido, la gran incógnita es lo que sucederá en diciembre, ya que suele haber un fuerte salto de la emisión relacionada con la presión del sector público.

En lo que va del año, la emisión de pesos para el sector público ya supera todo lo que se había emitido el año pasado. En 2012 fueron $ 47.500 millones y hasta el 11 de octubre (último dato disponible) ya suman $ 48.800 millones, pero la cifra crecería no menos de $ 25.000 millones adicionales hasta fin de año.

Temas en esta nota