Argentina tiene todo para expandir su lechería a una tasa de 5%

Con una producción de poco más de 11,3 millones de litros en 2012 y unos 11.500 tamberos, la lechería argentina cuenta con un futuro promisorio.

Por
Argentina tiene todo para expandir su lechería a una tasa de 5%
31deOctubrede2013a las17:29

Así lo expresó el ingeniero Miguel Taverna, experto en producción de la vecina orilla durante su disertación en Foprole. “Este año vamos a cerrar con un crecimiento neutro o quizás de 1% o 2% producto de un primer semestre de caída”, proyectó el técnico.

En tanto, en una simulación de un escenario de mediano plazo (a 2020), el profesional estimó que su país puede llegar a una producción de entre 14.000 y 18.000 millones de litros, con una tasa de crecimiento anual de 4% a 5%. Para alcanzarlo, Argentina deberá elevar el promedio de materia seca por vaca anual de6.000 kga una franja de8.000 a15.000 kg. Además, los productores deberán elevar la carga de vacas por hectárea —que hoy se ubica en 1,2 animales—, mejorar los sistemas de reposición, disminuir las tasas de descartes y generar más información sobre los sistemas de producción, entre otros desafíos tecnológicos y sanitarios, como el trato de los efluentes.

Los productores argentinos cada vez se están quedando con un mayor margen de la producción bruta total, que el año pasado generó un valor por US$ 8.120 millones. El experto recordó que Argentina es hoy un “exportador estructural”. En 2012 destinó 75% de su producción al mercado interno y el restante 25% a los mercados del exterior.

En 2012 las exportaciones de lácteos sumaron US$ 1.596 millones y cada vez están más cerca de la carne vacuna. El 60% de las ventas al exterior de Argentina está compuesta por leche en polvo, seguido por sueros (15%) y quesos (13%). Al igual que Uruguay, Venezuela y Brasil representan 50% del mercado de exportación argentino.

Taverna reconoció que uno de los desafíos que tiene su país es diversificar el destino de sus productos. Por otro lado, también en concordancia con lo que acontece en Uruguay, los tamberos argentinos tienen 50% de su superficie arrendada y deben enfrentar una fuerte competencia con la agricultura por los valores de la renta. En los últimos 10 años la lechería argentina creció a una tasa promedio de 3,5%. No obstante, en ese lapso tuvo alzas de hasta 13% por año pero caídas por efectos climáticos de hasta 10% anual. En tanto, entre 2002 y 2012 el número de productores cayó a una tasa de 2,4% por año. “Esto no es dramático respecto a la tendencia mundial. El fenómeno está estable”, aseguró Taverna. -

Temas en esta nota