Lluvias complican la siembra

La situación en el sudeste de Buenos Aires está complicada en algunas localidades. Los suelos están casi a capacidad de campo.

Por |
01deNoviembrede2013a las08:31

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2014 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Las lluvias en la zona vienen sucediendo en forma regular. Tanto que los suelos están casi a capacidad de campo. La siembra de granos gruesos avanza en forma más lenta por esta causa, y está complicada en algunas localidades. En este sentido, las precipitaciones que se esperaban en la zona al cierre de esta edición complican más el panorama.

La cosecha fina, en tanto, evoluciona muy bien. Se ven enfermedades y se aplicaron fungicidas. Por la sucesión de días nublados se manifestó también bacteriosis en hojas. En los próximos días se generalizará la espigazón; si continúa el tiempo húmedo podrían darse condiciones para la fusariosis de la espiga, que afecta la calidad comercial del grano, y los productores están atentos en este sentido.

Los resultados proyectados en el cuadro adjunto para siembras por administración en campo propio muestran al girasol con proyecciones de quebranto en los rindes bajos del rango. Lo mismo sucede con el maíz. El rinde de indiferencia para el girasol es de 23 qq/ha, y para el maíz es de 58 qq/ha. La soja de 1ª (que tiene un rinde de indiferencia de 22 qq/ha) muestra resultados algo más bajos que los del maíz en el rinde alto del rango, pero tiene un retorno por peso invertido superior al del maíz 

El trigo muestra la mejor proyección, de la mano de un aumento importante en las cotizaciones a cosecha. Algunos productores han realizado ventas de trigo a futuro para captar estos precios. Sin embargo, teniendo en cuenta lo sucedido en la última campaña por la caída en la producción, es previsible que no se autoricen ROE ni embarques hasta que el volumen de producción esté confirmado. Previsiblemente se generarían complicaciones en cosecha, y volverán a aparecer los diferenciales entre el FAS teórico y el de mercado. Los productores querrán vender grano, mientras que la demanda no mostrará apuro por hacerse de mercadería, salvo que se registren graves problemas con la calidad comercial del trigo.

En campo arrendado, para un precio de arriendo estimado en 9 qq/ha de soja en la siembra de granos gruesos, la soja y el girasol proyectan quebranto. El maíz muestra resultados positivos sólo para el rinde alto del rango. Los rindes de indiferencia para cubrir los costos totales son de 28 qq/ha en trigo y soja de 1ª, 29 qq/ha en girasol, y 71 qq/ha en maíz.

La cosecha en EE.UU. está casi definida, y salvo sorpresas, sería récord en maíz. El mercado comienza a mirar al hemisferio sur y la evolución del clima y las siembras. 

Las proyecciones son complicadas, por costos en alza y restricciones financieras de los productores. La única solución para recuperar los precios y la rentabilidad pasa por quitar las retenciones y liberar el mercado de exportación.

Margenes Agropecuarios: http://www.margenes.com/

Temas en esta nota