Cae expectativa de default entre inversores extranjeros

Continúa el alza de los bonos. Los fallos en suspenso y la negociación extrajudicial juegan a favor.

Por
Cae expectativa de default entre inversores extranjeros
05deNoviembrede2013a las08:33

Las últimas novedades relacionadas con la deuda argentina le dieron un nuevo envión a los bonos argentinos, que retomaron la suba que venían teniendo antes de las elecciones legislativas hasta rozar nuevos máximos anuales en Wall Street. Al mismo tiempo también cayó fuerte la prima para cubrirse del riesgo de un default, aunque el costo del CDS (Credit Default Swap) sigue siendo el más alto de la región.

Los fallos adversos que se fueron sucediendo en la Justicia neoyorkina, sumados a los temores de los inversores en relación con la política económica del Gobierno habían derrumbado los títulos en la primera parte de 2013. También el costo del CDS había llegado a máximos históricos, superando los 4.000 puntos básicos. Sin embargo, la derrota del Gobierno en las primarias y la perspectiva de un cambio político empezaron a impactar positivamente en los bonos. Así, el riesgo-país comenzó a descender, al igual que el CDS.

En las últimas jornadas, el precio del CDS ya bajó hasta la zona de 1.800 puntos básicos, el menor nivel del año. Pero todavía está muy por encima del valor que tenía antes de octubre de 2012, cuando se conoció el fallo de segunda instancia contra la Argentina por la deuda. Aun a pesar de esta mejora, el costo de cubrirse de un default para los bonos argentinos prácticamente duplica al de otros países considerados riesgosos por los inversores, como Venezuela y Ucrania, que tienen niveles levemente inferiores a los 1.000 puntos. Ayer, por ejemplo, el Global 2015 -el título más corto de los que quedan en el mercado- volvió a terminar para arriba, finalizando por encima de los u$s 96. Este bono ya había, además, pagado intereses el mes pasado. De esta forma, los inversores no sólo cobraron en dólares billete, sino que además el papel volvió a sus valores más altos, con lo que la ganancia se multiplica. Con esta nueva suba, el rendimiento ya se ubica por debajo del 9,50% anual por primera vez en el año.

¿Cuáles fueron los episodios que generaron este nuevo salto alcista en los papeles? Básicamente tres:

-Los resultados legislativos despertaron no sólo la expectativa de un cambio político, sino además de una moderación del Gobierno en materia de política económica. El acuerdo para pagar los juicios del CIADI y los créditos acordados con el Banco Mundial por u$s 3.000 millones para los próximos tres años le dieron más sustento a esta visión, aunque la coincidencia es que se hace más por necesidad que por convicción.

-La decisión de la Justicia neoyorkina de mantener el "stay", o la decisión de no innovar también alentó a los inversores. De esta forma, las sentencias en primera y segunda instancia que condenan a la Argentina no son ejecutables, ya que aún se esperan nuevas instancias relacionadas con la actuación de la Corte Suprema norteamericana. De todas formas, el año que viene podrían vencerse de todos los plazos e instancias, lo cual dejaría a la Argentina mucho más cerca de un default técnico.

-Por último, el posible avance de negociaciones extrajudiciales entre abogados, fondos que entraron a los distintos canjes y los "buitre" generaron nuevas expectativas entre los inversores. Si bien el Gobierno mantiene la postura de no encarar una negociación directa con los "holdouts", la posibilidad de encarar un acuerdo por afuera del sistema judicial podría darle un nuevo marco a las negociaciones y acelerar un acuerdo con el 7% que no ingresó en los dos canjes anteriores. Claro que los participantes en estas conversaciones reconocen que se trata de un largo camino.

Temas en esta nota