Las consultoras esperan suba de tarifas, mayor devaluación y desdoblamiento cambiario

Coinciden en pronosticar una quita gradual de subsidios y una depreciación del peso. Critican las consecuencias que traerá un tipo de cambio diferenciado.

Por
Las consultoras esperan suba de tarifas, mayor devaluación y desdoblamiento cambiario
06deNoviembrede2013a las07:15

Los economistas del sector privado comienzan a dar por hecho un escenario de ajuste. Coinciden en augurar una suba de tarifas de los servicios públicos, un mayor ritmo de devaluación y un desdoblamiento cambiario para el turismo.

Así se desprende de distintos informes en los que los consultores analizaron la situación económica poselectoral. Al igual que el Gobierno, los economistas sostienen que el goteo de divisas por el turismo es uno de los principales problemas de la agenda económica inmediata y, quizás, el más fácil de solucionar, si se compara con los déficits de los sectores energético y autopartista. Además, entienden que el Ejecutivo deberá avanzar de una vez por todas en una quita de subsidios a los servicios públicos. Y que la devaluación del peso avanzará a un mayor ritmo.

Los consultores entienden que el Gobierno no cambiará el rumbo de la política económica, lo que lo llevará a hacer algunos ajustes en el tipo de cambio e intentar un progresivo quite de subsidios a las tarifas de electricidad, gas y transporte.

La primera consultora que en negro sobre blanco la hipótesis firme del desdoblamiento cambiario fue Econométrica, la firma de Mario Brodherson. En un informe que el economista radical firmó con Rodolfo Rodil, advirtió que, en 2014, “Se requerirá (...) proteger las reservas creando un mercado cambiario con una amplia variedad de tipos de cambio”.

Y prosiguió: “Se propondría un dólar oficial para las importaciones y exportaciones que se devaluará gradualmente por encima de la inflación, un dólar más alto para el turismo, un dólar más cercano al paralelo para estimular acuerdos con empresas que ingresen capitales del exterior. Además poner límites al uso de tarjetas de crédito en dólares así como crear un dólar especial para importaciones suntuarias, en particular autos”.

Sobre el esquema de tipos de cambio diferenciales, Finsoport advirtió: “La Argentina ha vivido prolongadamente bajo un sistema de desdoblamiento cambiario durante el extenso lapso de 1934 a 1958 y en un par de períodos en las décadas de 1970 y 1980. Nada particularmente positivo emergió de esos períodos”.

Analytica, la consultora de Ricardo Delgado, también mencionó las distintas “alternativas” que contempla el Gobierno para reducir el déficit del sector turismo. Además del desdoblamiento y el cupo a los gastos en el exterior, esbozó “el pago de los consumos con tarjeta a la cotización de algún bono utilizado para las operaciones de “contado con liqui”.

Elypsis pronosticó, en un informe de octubre, un “ajuste real de tarifas”. Este sería “gradual” y provocaría “menor gasto en subsidios y mejoría de las cuentas fiscales”. Los subsidios representan entre el 4 y el 5% del PBI, según distintas estimaciones. Para 2014, la consultora aventuró “mayor devaluación, (...) baja liquidez de los bancos y (...) política monetaria menos expansiva”, que provocará una suba de tasas.

Temas en esta nota