Los balances fueron el plato fuerte del mercado local

Final de una semana de gran actividad en los mercados financieros, en la que no faltaron sorpresas. En el ámbito local, el plato fuerte de la semana estuvo en los balances de las principales empresas cotizantes del mercado argentino.

Por
Los balances fueron el plato fuerte del mercado local
09deNoviembrede2013a las07:33

Final de una semana de gran actividad en los mercados financieros, en la que no faltaron sorpresas. En el plano internacional, los indicadores de la agenda macroeconómica se presentaron contra todas las previsiones y las novedades del ámbito corporativo también dieron que hablar. En el plano local, los balances de las principales cotizantes fueron el plato fuerte.

Comenzando por los mercados europeos, la mayor noticia de las últimas jornadas pasó por la sorpresa que dio el Banco Central Europeo al reducir la tasa de interés de referencia a su mínimo histórico hasta el nivel de 0,25%. Según se desprende de las declaraciones del presidente de la entidad, Mario Draghi, el riesgo de interrupción en la lenta recuperación del bloque continental pesó más que las objeciones planteadas por el Bundesbank a la hora de decidir la medida. También debe tenerse en cuenta que la ralentizada actividad lleva a que el nivel de precios reaccione lentamente, por debajo de la inflación objetivo del 2%, lo que da espacio a la autoridad monetaria para apostar por políticas expansivas.

La reducción en la tasa operó debilitando el euro respecto del dólar y dio un cierto impulso a los mercados accionarios, aunque no alcanzó para que el cierre semanal resulte positivo. Otros datos, como la reducción de la calificación de la deuda francesa pusieron presión a los avances en las cotizaciones. Las principales plazas cerraron levemente por debajo del nivel alcanzado siete días atrás, destacándose solamente una mejora en el índice de referencia de la bolsa alemana, que subió un 0,8%.

Cruzando el Atlántico, las sorpresas también estuvieron a la orden del día. Contra las previsiones de los analistas, que esperaban una desaceleración en el crecimiento de la economía estadounidense, el reporte oficial conocido el jueves sorprendió a los inversores al anunciar un crecimiento del 2,8% en el tercer trimestre de 2013. Esto resultó por encima del segundo parcial del año y superó ampliamente las estimaciones de los especialistas que proyectaban un impacto negativo en el nivel de actividad por las dilatadas negociaciones presupuestarias en el seno del poder político.

También sorprendió el reporte de creación de empleo durante octubre. Al igual que en el caso del producto, los pronósticos apuntaban a una menor creación de puestos de trabajo. Sin embargo, el informe conocido el viernes dio cuenta de 204.000 nuevas nóminas no agrícolas, casi 80 mil más de lo que esperaba el mercado.

La respuesta de los inversores a estas novedades fue moderada producto del efecto dual que esto tiene en las expectativas. Por un lado la expansión económica permite proyectar mejores resultados para las empresas cotizantes, aunque también hace proyectar un final más cercano para las políticas de estímulo monetario de la Reserva Federal. Así, los principales índices neoyorquinos mostraron un avance moderado, con subas semanales del orden del 0,5% para el Dow Jones.

En el ámbito corporativo se destaca la esperada salida a bolsa de Twitter. La red social completó su IPO obteniendo fondos por US$ 1.820 millones al colocar 70 millones de acciones a razón de 26 dólares por unidad. Al comenzar a negociarse en el mercado secundario, la cotización del papel subió fuertemente, cerrando en la primera rueda un 72% por sobre el precio de emisión. Durante la jornada del debut el papel llegó a tocar valores un 90% por encima del precio de corte de la suscripción por la enorme demanda de los inversores. La salida al mercado de Twitter constituye la segunda mayor colocación de acciones de una empresa de internet, sólo superada por la mega emisión de Facebook del año pasado.

Pasando al ámbito local, el plato fuerte de la semana estuvo en los balances de las principales empresas cotizantes del mercado argentino. Los resultados parciales fueron el principal driver en la evolución de los precios. Lo más destacado pasó por Tenaris, que reportó ganancias por debajo de lo esperado por los inversores. La firma comandada por Paolo Rocca informó una caída en sus ingresos por ventas del 15% respecto a igual período del año anterior y una reducción de las ganancias del 28%. Esto obedece a menores ventas de productos para exploración off-shore al mercado brasilero y una baja en la demanda de Oriente Medio. Además de las menores ventas, los márgenes operativos de la empresa también se vieron erosionados durante este ejercicio.

No obstante, no todo fueron malas noticias para los accionistas de Tenaris. Las previsiones para el último trimestre del año resultan favorables al esperarse un repunte en la demanda de insumos para la exploración de petróleo y gas no convencional en Sudamérica y un incremento estacional en las compras de los productores convencionales. A esto se agrega el anuncio de un anticipo de dividendos (US$ 0,13 por acción), que será abonado a los tenedores del papel. El pago será el 21 de noviembre y la fecha de corte de cupón es el 18. Esto puso un límite a la presión vendedora y el papel termina la semana con una leve caída del 0,5%.

Otra de las empresas emblemáticas de la bolsa argentina que anunció resultados fue el Grupo Financiero Galicia. El trimestre terminado el 30 de septiembre dejó una ganancia neta de $ 536 millones, lo que supera en un 54% el comparable de 2012. De esta forma se ratifica el buen momento que vive la cotización del papel, que figura entre las principales subas del lote más líquido, y alimenta las expectativas en relación al sector. Sin embargo aparece también un interrogante en relación al impacto que acusarán las entidades financieras en general (no sólo el Grupo Galicia) por las recientes restricciones que operarán sobre la cartera de préstamos otorgados a empresas exportadoras.

Pampa Energía también entregó – tras el cierre de la rueda del viernes – un informe de Estados Contables del tercer trimestre con una ganancia acumulada de $ 739 millones.

El mix de novedades políticas-financieras se completa con la oferta que el fondo Fintech realizó por la participación de Telecom Italia en Telecom Argentina. Este fondo, comandado por el mexicano David Martínez, es actualmente socio del Grupo Clarín en Cablevisión y se encuentra en el centro de atención por la adecuación requerida por la Ley de Medios. El desembarco del grupo en el sector de telecomunicaciones implicaría la desinversión en el negocio de la televisión por cable, generando un movimiento importante en el mercado de capitales local. Por lo pronto quedan más interrogantes abiertos que respuestas y una Asamblea de los socios de Telecom Italia deberá definir los próximos pasos.

Las principales subas de la semana estuvieron en Edenor (+13,5%), que mantiene un comportamiento volátil basado en expectativas de cambios en los esquemas tarifarios que mejoren los resultados de la empresa, seguida por YPF que trepó un 10,5%. La petrolera anunció en la semana una ampliación del programa de adquisición de acciones propias, ampliando los límites máximos a pagar por los títulos hasta los $ 270 por acción o US$ 27 por ADR. Esto fue interpretado por los inversores como una oportunidad de compra a los precios vigentes.

Las mayores alzas se completan con Siderar (+7,3%), Banco Macro (+6,7%) y Petrobras Argentina (+6,3%).

Temas en esta nota