El BCRA traba aún más compras de importadores para cuidar las reservas

Bancos ahora deberán reportar operaciones de más de u$s 100.000. Días atrás el límite ya se había bajado a u$s 200.000. El BCRA vendió ayer u$s 130 millones

Por
14deNoviembrede2013a las07:07

El Banco Central (BCRA) le anunció ayer a los bancos, vía mail, que deberán informar las operaciones de pago de importación superiores a los u$s 100.000, lo que significa una nueva reducción en los límites autorizados. Además, las mesas de dinero deberán reportarle al Central cada operación que realicen las 40 empresas que forman parte de una lista enviada por la entidad. 

El Central vendió ayer otros u$s 130 millones, según contabilizaron en la City, una cifra que para el BCRA fue 45% inferior, es decir que oficialmente el saldo vendido fue de u$s 60 millones. En tanto, al igual que en la víspera, el organismo tuvo que efectuar pagos de energía, además de sufrir una salida por efectivo mínimo, lo que hizo caer aún más a las reservas, hasta dejarlas en u$s 32.598 millones.

“No es una normativa nueva del Central, es un cambio dentro de una metodología que lleva años”, dijeron desde el BCRA sobre la reducción de los límites de importación. La última modificación de los montos se hizo el 1 de noviembre pasado, de u$s 300.000 a u$s 200.000.

“Además de bajar el límite a u$s 100.000 mandó una lista de 40 empresas, si alguna de ellas hace una operación hay que informarlo. Esto es porque algunas compraban u$s 275.000 todos los días cuando el límite era de u$s 300.000”, comentó un operador del mercado de cambios. La misma versión expresaron desde el ente monetario: “Como se detectó que varias empresas fraccionaban las operaciones para que no se le informe al Central se bajó el límite a u$s 100.000”. 

“Las exportaciones también se informan, pero en ese caso el BCRA aplaude”, ironizó una fuente de la plaza porteña. 

Por otra parte, aunque el pedido del Central debía llevarse acabo a partir de la rueda de hoy, los bancos se adelantaron. “Algunas entidades se anticiparon y lo aplicaron desde hoy (por ayer). Prefieren cumplir y evitar roces con el organismo”, señaló un operador que no quiso dar su nombre. En la misma línea, sostuvo que “esto demuestra que el Central está desesperado”. 

“Cuando los bancos centrales empiezan con las trabas a la importación es que no saben cómo contener la demanda. Está claro que después del cepo cambiario la demanda ya no es más especulativa, sino que representa la actividad de cualquier economía”, subrayaron desde una mesa de dinero.

La intervención vendedora del BCRA logró que el precio del dólar apenas se moviera. La divisa estadounidense se mostró casi sin cambios durante toda la rueda y cerró una milésima arriba, a $ 5,977, en el mercado mayorista. Sin un incremento real en el spot, las pizarras no tuvieron motivos para encarecerse y siguieron en $ 5,98 para las ventas autorizadas.

Por su parte, el dólar paralelo tuvo una rueda algo más activa: el blue ganó ocho centavos, hasta quedar en $9,88. En cambio, el contado con liquidación cedió levemente, a $ 9,20.

Para abastecer el apetito de compras, el banco que preside Mercedes Marcó del Pont tuvo que desprenderse de alrededor de u$s 890 millones desde los comicios, contrariamente a lo que podría esperarse, dado que el nerviosismo preelectoral debería haberse disipado el mismo 27 de octubre.

En cuanto al volumen, en el contado se negociaron u$s 289 millones, mientras que en los futuros la cifra fue irrisoria, dos millones de dólares.

Temas en esta nota