Con más controles, el dólar paralelo volvió a rozar los $ 10

Después de algunos días de calma, subió 19 centavos ante mayores verificaciones del BCRA a los bancos; además, el mercado sigue creyendo que habrá medidas cambiarias

Por |
Con más controles, el dólar paralelo volvió a rozar los $ 10
15deNoviembrede2013a las07:19

Tras mantenerse planchado en torno de los $ 9,80 durante varios días, el precio del dólar paralelo volvió a tomar envión en las últimas 48 horas hasta llegar a los $ 10 ayer (cerró a $ 9,99).

Lo hizo ayudado por los esfuerzos oficiales para retacear la ventas en la plaza formal, lo que termina derivando parte de los compradores al informal, y ante la suposición de que en los próximos días podrían imponerse nuevas restricciones para contener el creciente déficit de la "cuenta turística".

La suba, que llegó a los 19 centavos (2%) en tres días (cuatro sumó ayer), llegó luego de que el Banco Central (BCRA) avisara que, de aquí en más y hasta nuevo aviso, le deberán informar previamente las ventas vinculadas con el pago de importaciones superiores a US$ 100.000 y que fueran cursadas por unas 50 empresas, según una nómina girada a las mesas de operaciones.

"Sobre ellas habrá un seguimiento especial tras haberle detectado un inusual movimiento en los últimos meses. Son empresas que, aunque nunca sobrepasaron los límites fijados para reportar anticipadamente estas compras, se mantuvieron activas realizando insistentemente operaciones por debajo del tope para no aparecer en los listados", explicaron desde el ente monetario.

Pero, en un mercado sensibilizado, se interpretó como una nueva medida generalizada, lo que suponía la segunda poda en lo que va del mes del límite (estaba en US$ 300.000 a comienzos de noviembre, pero se redujo a US$ 200.000) para reportar estas operaciones, lo que desató toda clase de conjeturas.

A esto se agrega la sensación cada vez más extendida de que el Gobierno podría avanzar en los próximos días en un intento por racionar más la demanda de dólares vinculada con el turismo o las importaciones "hormiga" realizadas por Internet. Al respecto, anteayer, el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, dijo que ese ente profundizará el seguimiento a estas operaciones más difíciles de controlar porque suponen el ingreso de bienes que no pasan por la Aduana: llegan por servicio postal y generan una persistente salida de divisas.

En este contexto, la demanda de dólares en el circuito paralelo (que se mantenía adormecida por la menor disponibilidad de pesos -octubre cerró con una contracción inédita de $ 600 millones en la base monetaria, ya que al vender reservas el BCRA se ve obligado a retirar pesos de circulación-) comenzó a moverse, según los operadores, empujando al alza su precio.

"La calle está más dura, pero hay gente que junta los pesos que puede y compra para guardar o para enfrentar gastos en las próximas vacaciones", dicen. El salto hizo que la brecha con el tipo de cambio oficial, que testimonialmente se ofrece ya a $ 6, se mantuviera en el 67 por ciento.

EL CENTRAL, MÁS CUIDADOSO

En la plaza oficial, en tanto, se notó a un BCRA más cuidadoso de las reservas, lo que permitió estabilizar esa tenencia en torno de los US$ 32.600 millones después de varias jornadas de fuerte retroceso.

Ayer vendió apenas US$ 40 millones, la mitad de lo rematado 24 horas antes y un tercio menos que hace 48 horas, lo que derivó en un ajuste mayor del dólar mayorista (de $5,9770 a 5,9890) que venía estabilizado en la semana.

El corrimiento llegó en un día en que no hubo giros al Tesoro para pagar importaciones de energía, lo que refuerza la sospecha de que el BCRA pisa el freno con la devaluación cuando están en juego pagos oficiales y lo suelta un poco más el resto de los días.

Temas en esta nota