Persiste el optimismo inversor

En el mercado local, el índice Merval hizo eco del contexto externo así como de las noticias domésticas y tuvo una suba del 5,2%. La mejora en las cotizaciones de los argentinos estuvo impulsada por una reducción en el riesgo país.

Por
Persiste el optimismo inversor
16deNoviembrede2013a las07:17

Sin que represente una novedad, los mercados financieros internacionales vivieron una semana al compás de las declaraciones de los referentes de política monetaria de los Estados Unidos. En su exposición ante el Senado norteamericano, la actual vicepresidente de la Reserva Federal y sucesora de Bernanke en el timón de la entidad dio un mensaje de continuidad en los estímulos monetarios que se incorporan mes tras mes al mercado y esto fue festejado por los inversores.

La economista Janet Yellen señaló que, si bien no es ajena a los riesgos que implica el sostenimiento de un escenario de hiper-liquidez, considera que los logros alcanzados en la recuperación de la economía resultan aún magros como para plantear un retiro de las inyecciones de efectivo. Acérrima defensora de las políticas de incentivo al empleo, Yellen dejó de manifiesto que un nivel de desempleo del 7,3% (lectura al mes de octubre de este año) resulta inaceptable para los Estados Unidos.

Además del discurso de quien estará al frente de la Fed, las declaraciones de otros funcionarios hacen prever que Yellen no tendrá grandes dificultades para obtener el apoyo que le permita prorrogar las medidas de estímulo hasta entrado el 2014. De esta forma se calmaron presiones sobre el precio de los activos financieros, dando lugar a nuevos máximos históricos para el índice de referencia de la bolsa neoyorquina – el Standard & Poor’s 500, que recoge la evolución de las acciones de las empresas de mayor capitalización de ese país – que cerró su sexta semana consecutiva en positivo.

Más allá del movimiento generalizado, se observa cierta selectividad entre los sectores económicos. Los papeles vinculados al sector financiero se mostraron más “pesados” producto de una reducción en la calificación crediticia otorgada por la agencia Moody’s de algunas de las entidades financieras estadounidenses de mayor relevancia.

Referidos los principales datos que influyeron en los precios, un párrafo aparte merece ser destinado a una noticia pintoresca de la semana que concluye. Según se desprende de una presentación realizada ante la SEC, el magnate Warren Buffett salió de compras en el mercado y se hizo de unos 40 millones de acciones de ExxonMobil, la mayor petrolera de los Estados Unidos y segunda empresa de mayor capitalización bursátil a nivel global. Esta transacción, que se estima en el orden de los 3.700 millones de dólares, convierte al fondo comandado por Buffett en uno de los seis principales accionistas de Exxon.

Un aspecto de interés es que los inversores locales pueden acceder a la misma inversión a través de los Cedears de ExxonMobil que cotizan en la bolsa local bajo la sigla XOM. Cada Cedear de la petrolera representa la quinta parte de una acción de Exxon que cotiza en New York. A pesar de una liquidez limitada en la plaza local, estos instrumentos ofrecen una interesante alternativa de diversificación y permiten seguir los pasos del “Oráculo de Omaha”.

Pasando de lleno al mercado local, el índice Merval hizo eco del contexto externo así como de las noticias domésticas y tuvo una suba del 5,2%. Además del optimismo que corrió a nivel global, la mejora en las cotizaciones de los argentinos estuvo impulsada por una notoria reducción en el riesgo país. Los bonos argentinos se mostraron demandados por arbitrajes que realizaron inversores de peso (saliendo principalmente de títulos emitidos por Venezuela y tomando en cambio riesgo Argentina) y una mejora en las perspectivas de mediano plazo tras el acercamiento a organismos internacionales.

El índice EMBI+ Argentina, que mide el diferencial de rentabilidad exigido por los inversores a los bonos argentinos por sobre papeles considerados libres de riesgo se encuentra en su nivel más bajo del año.

En el ámbito corporativo, las noticias más resonantes pasaron por la aceptación por parte de Telecom Italia de la oferta que realizó el fondo Fintech Advisory por un paquete de acciones de Telecom Argentina. Esta transacción permitirá que el grupo liderado por el mexicano David Martínez controle aproximadamente el 40% de la telefónica. Si bien resta la aprobación de la operación por parte de organismos oficiales, se descuenta que se trata de una gestión que llegará a buen puerto. No obstante es posible que se exija a Fintech desinvertir en la empresa Cablevisión (en la que es socio del Grupo Clarín con un 40% de las acciones) en función de una incompatibilidad en el marco de la Ley de Medios.

El cambio en el control de la empresa de telefonía abre algunos interrogantes para los pequeños inversores que poseen acciones de la compañía. La resonante entrada de Fintech alimenta perspectivas promisorias para la empresa. En este sentido, se cree que la buena relación de Martínez con las autoridades argentinas podría facilitar una reapertura de la licitación del espectro 3G y 4G de telefonía celular, hoy reservado para la estatal Ar.Sat. Una ampliación en este servicio fortalecería la posición comercial de la empresa, con un impacto favorable en su rentabilidad.

Entre las acciones más negociadas de la bolsa porteña se destacaron las subas de YPF (+12%, respecto del viernes pasado), Banco Francés (+12%), Grupo Financiero Galicia (+9,2%). Siderar (+7,9%) y la Sociedad Comercial del Plata (+6,6%)

En el caso de YPF, la mejora en la cotización obedece a los avances en el plan de negocios de la firma y la novedad de una mejora en la calificación de la empresa. La agencia Moody’s llevó la nota de la petrolera al nivel B3 en la escala global (subiendo un escalón desde Caa1) y A2.ar (desde Ba1.ar) para la escala local. Según informó la calificadora, el cambio obedece a distintos factores como una mejora en el perfil de liquidez, continuidad de sólidos resultados financieros y acuerdos de inversión conjunta con empresas internacionales.

Entre los títulos públicos, los bonos emitidos en dólares se movieron conforme a la cotización de la divisa en el mercado informal, marcando una leve baja semanal para el RO15. Lo más importante pasó por la plaza de cupones vinculados al PBI, que celebraron la publicación del EMAE correspondiente al mes de septiembre. El estimador de actividad acusó una variación positiva del 4,7%, acumulando una suba anual del 5,4%.

Este dato resulta favorable para las perspectivas de pago de los cupones y dio pie a subas en estos instrumentos. Los TVPP cerraron la rueda del viernes a razón $ 11,77 por cada lámina de 100, lo que representa una suba del 3,2% respecto del viernes pasado.

Temas en esta nota