Riesgo-país cayó 4%, al nivel más bajo en 20 meses

Fue otro día complicado para las reservas del Banco Central. La mesa de dinero de la entidad presidida ahora por Juan Carlos Fábrega debió vender u$s 170 millones para satisfacer la demanda de los importadores y permitir que la divisa cierre a $ 6,051 después de haber tocado un máximo de $ 6,065.

Por
21deNoviembrede2013a las08:31

En la plaza mayorista, se negociaron u$s 264 millones, pero una buena parte de esos dólares fue la que puso el Central para calmar la demanda de los importadores. Los exportadores siguieron ausentes de la plaza; fue escaso el monto que liquidaron.

Otro activo que jugó en contra fue el oro, que en el mundo cayó un 2,25%, a u$s 1.246,20. Este combo de oro y ventas de divisas del Central hizo que las reservas cayeran u$s 171 millones, a u$s 31.900 millones. En lo que va de la semana se perdieron u$s 600 millones. El promedio de caída diaria es de u$s 200 millones, mucho más elevado que el de u$s 25 millones que había a esta altura del año en 2012. En otras palabras, la caída se aceleró 10 veces. No es un secreto que la primera tarea del equipo económico será frenar este proceso. Los combustibles son la primera causa, porque se llevan un promedio de u$s 50 millones por día. En tanto, en la plaza marginal, el dólar abrió en baja, pero terminó un centavo más alto, a $ 9,93.

Con la Bolsa sucedió algo similar. Comenzó con entusiasmo con subas de casi un 5%, pero recortó ganancias y terminó un 3,34% arriba con negocios por $ 118 millones, un volumen algo inferior al del día anterior. Donde se esperaba más entusiasmo era en los bonos indexados por la renuncia de Moreno, el padre de la medición irreal de la inflación. Pero nada de eso sucedió. Sólo se vio un enorme aumento en el monto de negocios del Discount en moneda local, uno de los bonos del canje que indexan por el CER, con una leve suba del 0,68% después de seis ruedas consecutivas de baja. Este papel negoció $ 114 millones. Los bonos posdefault indexados, que son de mediano plazo, tuvieron leves bajas generalizadas de alrededor del 0,25%.

Los cupones PBI fueron la otra decepción. El nominado en dólares con legislación Nueva York, que el martes perdió un 4%, tuvo un rebote del 1,81% que no compensa el desbarranque. El emitido en pesos perdió un 0,85%. Los bonos medianos en dólares con legislación argentina siguen sin recuperarse. Tanto el Boden 2015 como el Bonar X, que rinden más del 14%, tuvieron bajas de hasta un 0,20%. El clima fue distinto para los bonos del canje de la deuda en dólares con legislación norteamericana. Tanto el Discount como el Par tuvieron alzas de hasta un 2,50%.

Este buen comportamiento de los papeles de más largo plazo fue decisivo para que el riesgo-país de la Argentina que mide JP Morgan en el embi + cayera un 4,34%, a 793 puntos básicos, el nivel más registrado desde marzo de 2012.

Temas en esta nota