El déficit energético rozó los US$ 6000 millones en los primeros 10 meses del año

Las compras de combustibles y autos explican la mayor parte del alza de las importaciones; prevén un saldo comercial total menor al esperado por el Gobierno.

Por
El déficit energético rozó los US$ 6000 millones en los primeros 10 meses del año
22deNoviembrede2013a las08:23

La crisis energética no deja de causar estragos en las cuentas externas de la Argentina. En el acumulado de enero a octubre, la diferencia entre las exportaciones y las importaciones de combustibles arroja un saldo negativo de 5792 millones de dólares. Esa es una de las principales causas para que, cuando finalice 2013, el superávit comercial no alcance (según las previsiones privadas y los resultados oficiales para lo que va del año) el objetivo de US$ 10.000 millones que el Gobierno se había planteado en su afán por frenar la caída de las reservas.

El mes pasado, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), las importaciones de combustibles y lubricantes treparon a US$ 664 millones, 36% más que en octubre de 2012, mientras que las exportaciones de combustibles y energía cayeron 25% (de 599 a 448 millones de dólares). En el acumulado de los primeros 10 meses del año las importaciones energéticas registraron un crecimiento de 26%, mientras que las exportaciones se desplomaron 22 por ciento.

La evolución del balance energético en los últimos años muestra una tendencia preocupante. Hasta 2010, según el Indec, la Argentina mantuvo un saldo positivo entre exportaciones e importaciones de energía, siempre considerando el período de enero a octubre (ver infografía). En 2011, el saldo negativo fue de US$ 2811 millones y en 2012 se redujo a 2407 millones. Sin embargo, el rojo registrado en los primeros diez meses de 2013 es US$ 3385 millones mayor que el déficit del mismo período del año anterior.

Entre enero y octubre de este año la Argentina alcanzó un superávit comercial total de 7851 millones de dólares, 2922 millones menos (-27%) que en el mismo período del año pasado. En otras palabras, el aumento del déficit energético puede explicar, por sí solo, toda la caída del superávit comercial.

La baja del saldo total se dio pese a que el resultado de octubre (US$ 710 millones) fue 25% mayor que el del mismo mes del año pasado. Un informe de abeceb.com señala que el crecimiento del superávit en octubre se debió a que en ese mes las exportaciones crecieron más que las importaciones. Las ventas totales al exterior llegaron a US$ 7271 millones el mes pasado, 6 por ciento más que un año atrás. En el acumulado hasta octubre, las exportaciones llegaron a US$ 70.750 millones, 4% más que en el mismo período de 2012.

El alza de las exportaciones en octubre fue resultado del buen desempeño de las ventas de manufacturas de origen agropecuario, que crecieron 20% en términos interanuales (principalmente por las mayores exportaciones de harina de soja), y de las manufacturas de origen industrial, que subieron 12 por ciento (gracias, sobre todo, a las mayores ventas de vehículos). En tanto, las exportaciones de productos primarios cayeron 19 por ciento. Casi la totalidad de esa caída se explica por el desplome de 63 por ciento en las ventas de cereales.

Por su parte, las importaciones totales de la Argentina sumaron en octubre US$ 6561 millones, 4% más que en el mismo mes de 2012. El informe de abeceb.com destaca que el 70% de ese crecimiento se explica por las mayores compras de combustibles y lubricantes, y también de automóviles.

De hecho, el mes pasado las compras de vehículos sumaron US$ 614 millones, 28% más que en el mismo mes de 2012. En el acumulado de los diez primeros meses del año, las importaciones de autos alcanzaron los US$ 5854 millones, 32% más que un año atrás. Las crecientes importaciones de autos van de la mano con el boom de patentamientos registrado en los últimos meses y que responde, en buena parte, a la falta de alternativas de inversión y también a la brecha entre la cotización del dólar en el mercado oficial y en el paralelo, lo que hace que los autos, que se importan al tipo de cambio oficial, se perciban como "baratos". Según la Asociación de Concesionarios (Acara), en el acumulado de enero a octubre se patentaron 842.000 vehículos, 60% de los cuales son importados.

Lo contrario sucedió con las compras de bienes intermedios (insumos para la producción), que cayeron 7% en octubre y 1% en lo que va del año. Pese a esta baja, que responde en gran medida a los controles oficiales, al finalizar el año el superávit comercial, según abeceb.com, será de US$ 8500 millones.

Temas en esta nota