El Gobierno quiere cerrar un acuerdo de precios y salarios antes de Navidad

Formarán parte de las metas sectoriales de crecimiento para 2014. Empresas entregan informes esta semana. La inflación es el gran escollo: los gremios no bajarán pretensiones.

Por
El Gobierno quiere cerrar un acuerdo de precios y salarios antes de Navidad
27deNoviembrede2013a las07:26

El Gobierno apuró a las cámaras empresarias para que entreguen esta semana una serie de informes sectoriales para definir antes de Navidad metas para 2014. La aspiración máxima es impulsar el crecimiento. El principal escollo es el acuerdo de precios y salarios que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, quieren concretar el 22 de diciembre próximo.

Ese día, el Ejecutivo quiere tener listas las metas sectoriales que, ambiciona el equipo económico, impulsarán la economía en 2014. El Gobierno pidió los números en las mesas de competitividad. La intención oficial es poder contar con información de todas las variables y aplicar medidas de corte microeconómico sobre los problemas que pueda tener cada sector. “Vamos a trabajar muy fuertemente en las cadenas de valor”, anticipó Kicillof en su primera aparición pública como ministro.

Cada cámara sectorial debe presentar sus estructuras de costos, niveles de importaciones y exportaciones, variaciones salariales y de precios. Esos datos conforman lo que ayer Capitanich llamó “la matriz insumo-producto” en la Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), también denominada CAC. De acuerdo a esa información, el Gobierno establecerá pautas de crecimiento, niveles de compras y ventas externas, fijará rentabilidades adecuadas para cada eslabón de cada cadena e impulsará los acuerdos de precios y salarios. Ese es, al menos, el anhelo del equipo económico.

"“La idea es fijar metas claras para 2014, para que los gremios no pidan algo que no se les puede dar y los empresarios no nieguen lo que les es accesible”"; indicó una fuente del Ministerio de Economía. La aspiración de Kicillof es convencer a los gremios de que negocien paritarias de acuerdo a la línea general que fije el Ejecutivo. Y que lo hagan de acuerdo a las expectativas de inflación futura, aunque los sindicatos suelen hacerlo con los índices de precios del año anterior. A los empresarios, Capitanich ayer les marcó la cancha en la reunión de la CAC: “"Que los precios de los insumos no dependan de grupos oligopólicos”", dijo.

Los gremios esperan definicio nes, pero anticipan que piensan en una pauta salarial del 25% para 2014 (ver aparte). Kicillof pide “"racionalidad”". Para él, la inflación es inferior a lo que marcan las consultoras privadas. Espera que el nuevo Índice de Precios al Consumidor Nacional urbano (IPCNu), adquiera credibilidad, convencido de que arrojará guarismos inferiores. Pero el indicador comenzará a difundirse recién en febrero.

Un economista que conoce a Kicillof arriesgó que el acuerdo de precios y salarios podría funcionar si se establecen una serie de productos de la canasta básica con variaciones controladas y cláusulas gatillo. Los gremios, en tanto, rechazan atar sus paritarias a una serie de 300 ó 500 productos como la que esgrimió el secretario de Comercio Guillermo Moreno en el último congelamiento.

Rentabilidad

Los empresarios, en tanto, ultiman sus informes. Hasta ayer, sólo la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) había presentado sus números al Gobierno. En estos días se sumarán laboratorios, cámaras textiles y del calzado, de metalmecánica, alimentos y bebidas y otras.

Un informe de costos que la Unión Industrial Argentina (UIA) le alcanzó a Moreno sirve como antecedente. Entre 2006 y 2012, los costos industriales aumentaron en promedio 19,3% al año, la logística 23,3% y los salarios, 25,2%. Eso provocó la caída de los márgenes de rentabilidad. En 2012, los costos subieron 22,7% y los precios la mitad: 11%, dicen los industriales.

Temas en esta nota