Política argentina, principal driver del Merval

Culmina hoy una semana atípica. Por un lado Argentina se conmemoró el Día de la Soberanía Nacional, mientras que en Estados Unidos, la celebración del día de Acción de Gracias mantuvo cerrado al mercado el día jueves y media jornada del día viernes.

Por |
Política argentina, principal driver del Merval
30deNoviembrede2013a las04:03

De todas maneras, nuevamente esta semana el mercado local se mantuvo con comportamiento dispar a los mercados internacionales, situación que viene dándose frecuentemente desde agosto del presente año.

Como era esperado, a partir de octubre y más precisamente luego del día 25, en medio de una fuerte tensión política local la volatilidad en los precios se incrementó, las volatilidades implícitas de las opciones (volatilidad futura esperada) se dispararon y comenzó un tramo de lateralización en donde la oferta y la demanda pugnan por definir la dirección. Hasta ese momento el mercado había registrado pronunciadas ganancias, que según muchos analistas, no se sustentaban con fundamentals y consideraban que una previsible agitación política a partir de esa fecha podría propiciar una toma de ganancias.

En la plaza local, las expectativas sobre una posible aceleración en la devaluación de la moneda, junto al acuerdo del Gobierno con Repsol, centraron la atención de los operadores.

En relación al primer punto, las subas en el tipo de cambio oficial se aceleró y alcanzó el valor, según el Banco Central, de 6,13; registrando así una suba semanal récord del 3,5%. Al mismo tiempo, se esperaba que el nuevo gabinete tome medidas tendientes a morigerar el atraso cambiario. Bajo estas expectativas, comenzó la semana nuevamente con una elevada demanda de papeles que permiten dolarizar la cartera, entre ellos CEDEARS y títulos de deuda, tanto dólar Linked como los liquidables en dólares. A pesar de la buena performance con la que empezaron la semana, muchos de ellos se vieron abruptamente afectados por la fuerte intervención oficial para bajar el precio del "contado con liquidación". Entre los Cedears, podemos citiar a Citi que bajó el miércoles un 4% mientras que la acción en la Bolsa Americana experimentaba una leve suba. Las caídas en los títulos de deuda que se destacaron fueron las correspondientes a RO15, que perdió en esa jornada más de 5%, el AA17 un 4% mientras que los bonos largos promediaron bajas del 2.5%.

El segundo punto (acuerdo Gobierno/Repsol), tuvo en cambio un impacto mayormente selectivo sobre determinados papeles. Luego de algunas dudas que surgieron en el medio, finalmente Repsol aprobó por unanimidad el principio de acuerdo por la expropiación de YPF anunciado el lunes. La buena señal que podría permitir volver a acceder al crédito internacional, se sumó a las expectativas de los inversores por la posibilidad de nuevos acuerdos tarifarios e impulsaron los papeles, principalmente del sector energético, destacándose Edenor y Pampa que ganaron 17,7% y 15,8% respectivamente. De la mano principalmente de las energéticas, el Merval alcanzó los 5718.68 puntos y se revalorizó un 3,2 % semanal.

Repasando el contexto internacional, la agenda de informes norteamericanos fue acotada, aunque con algunos datos como los provenientes por el sector laboral y el manufacturero impulsaron la demanda de equities Los pedidos de seguro por desempleo se redujeron en 10.000 durante la semana pasada cuando los analistas pronosticaban un incremento de hasta 7.000 solicitudes, mientras que el  índice PMI (del sector manufacturero) se ubicó en 63 puntos, que si bien se redujo un 2,9 puntos en octubre, el dato fue mejor al esperado por los analistas lo que repercute positivamente en Bolsa. Recordemos que valores por encima de 50 implican una expansión de la actividad manufacturera.

Finalmente también se publicó una reducción del 2% en octubre de los pedidos de bienes durables pero al igual que el indicador PMI, la caída fue menor a la esperada por los analistas que en este caso preveían un retroceso de hasta 3,3%. Los indicadores macros están siendo seguidos muy de cerca por los inversores siendo que podrían repercutir en el accionar de la Fed, que se espera que comience en los próximos meses con el recorte a los estímulos previamente otorgados para impulsar a la economía estadounidense.

En Europa no se conocieron grandes drivers, tal vez el de mayor relevancia lo constituyó la decisión de Standard & Poors de retirar la triple A a Holanda por débiles perspectivas de crecimiento. De esta forma, en la eurozona sólo Alemania, Luxemburgo y Finlandia conservan la máxima calificación crediticia.

Finalmente, el saldo semanal de las principales plazas bursátiles cerró en verde, con subas en los índices americanos DJI y Nasdaq del1,4% Y1,9% respectivamente; en Europa cerró una semana alcista para el Dax del 1,14%, el Ibex35 1,3% y el CAC40 subió un 0,5%. En Asia los índices NIKKEI de Japón y el de Shanghai, China se revalorizaron un 1,8% y un 1,1% respectivamente.

Temas en esta nota