La balanza comercial de Brasil registró su peor resultado desde el año 2000

En los primeros once meses del año registra un pequeño déficit de u$s 89 millones, pero que contrasta fuertemente con los u$s 17.154 millones del 2012.

Por
La balanza comercial de Brasil registró su peor resultado desde el año 2000
03deDiciembrede2013a las16:07

A pesar de que los datos de la balanza comercial del mes pasado fueron alentadores, Brasil se encamina a registrar el peor resultado en su Comercio Exterior desde el año 2000. 

El Ministerio de Desarrollo contabilizó un superávit de u$s 1.740 millones, lo que representa el mejor resultado desde el año 2007 para noviembre, cuando el saldo fue positivo en u$s 2.200 millones. Sin embargo, en los once meses que del 2013 transcurridos, se registró un modesto déficit comercial de u$s 89 millones que contrastan fuertemente con los u$s 17.154 millones positivos que logró ese país en el año 2012.

Los datos divulgados ayer muestran que las exportaciones sumaron u$s 20.000 millones y las importaciones u$s 19.122 millones para noviembre, números que no fueron suficientes para revertir la pobre performance de los primeros meses del año que fueron fuertemente deficitarios.

Una de las explicaciones del déficit acumulado es el aumento de las las importaciones de petróleo y derivados que tuvieron lugar a fines del 2012, pero que fueron computadas en el balance del 2013.

Otra razón es que la búsqueda de los brasileños de productos extranjeros se mantuvo fuerte, impulsando las importaciones de artículos que van desde zapatos hasta artículos electrónicos y vestimenta. En los primeros 11 meses del año, las importaciones crecieron un 7,1$ y las exportaciones cayeron un 1,1% ciento respecto al mismo período del 2012. 

Aunque las exportaciones representan sólo un 10% de la economía brasileña, son consideradas un sector clave por el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff. 

La presidenta ha ofrecido miles de millones de dólares en préstamos subsidiados para ayudar a los exportadores, mayoritariamente a quienes producen bienes manufacturados. 

El crecimiento del déficit comercial es un desafío complejo para Brasil, que tambalea ante una economía global lenta y problemas de productividad nacional. El déficit también ha ayudado a debilitar al real, ya que menos dólares ingresan a la economía.

Más exportadores

Por primera vez desde 2008, el número de exportadores aumenta en Brasil. Entre enero y octubre de 2013, 17.804 empresas exportaron, 150 más que en el mismo período de 2012. Se trata de un crecimiento pequeño, pero rompe la tendencia de reducción ininterrumpida de la cantidad de empresas dispuestas a vender al exterior.

El número de exportadores comenzó a crecer en junio y julio de este año, justo cuando el comportamiento del cambio se tornó más favorable para las ventas al exterior.

Sin embargo, la misma devaluación del real no fue suficiente para desanimar a nuevas empresas a importar. En los primeros diez meses del año, 41.720 compañías brasileñas compraron productos del exterior, 1.650 más que en los mismos meses del año pasado, de acuerdo a datos del ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior (Mdic).

Según especialistas consultados por el diario Valor Económico, la reducción de los precios de importación y la anticipación de compras explican ese aumento, que llama la atención en un año en el que la desvalorización del real llega a 12,1%.

Temas en esta nota