Se frena la economía de Brasil: el PBI retrocedió 0,5% en el tercer trimestre

Para los economistas, la caída de la actividad económica reflejó en parte el aumento de la tasa básica de interés. Pero indicaron que el mayor impacto llegará en los próximos meses.

Por
Se frena la economía de Brasil: el PBI retrocedió 0,5% en el tercer trimestre
04deDiciembrede2013a las08:07

La lenta y gradual recuperación de la actividad económica brasileña tuvo corta vida. Aunque en los cuatro trimestres concluidos en septiembre, el Producto Bruto Interno (PBI) subió 2,3%, el mal resultado del tercer trimestre -cuando la actividad retrocedió 0,5% en relación al anterior, con el ajuste estacional- llevó a economistas a revisar hacia abajo las estimaciones sobre la expansión de este y el próximo año.

Los datos del PBI del tercer trimestre fueron divulgados ayer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Con la retracción económica más fuerte de lo esperado entre julio y septiembre y la revisión hacia abajo del resultado del primer trimestre (que pasó de un crecimiento de 0,6% a cero frente al último trimestre de 2012), las expectativas sobre la expansión del PBI en 2013, que antes rondaban el 2,5%, retrocedieron a cerca de 2%. 

Analistas consultados por Valor PRO, servicio de información en tiempo real de Valor, estiman que en 2014 difícilmente se alcanzará ese nivel. Eso se explica por la herencia estadística más débil que dejará el PBI de este año, y también por la pérdida de aliento proyectada para las inversiones en un ambiente en que el consumo dejó de ser el principal motor de la economía.

En la comparación trimestral con ajuste, la suba del consumo de las familias se aceleró de 0,3% en el segundo trimestre a 1% en el tercero, pero economistas consideraron ese comportamiento un hecho puntual, empujado por los incentivos del gobierno y por la desaceleración de la inflación en doce meses. Pero la caída de 2,2% en la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF, medida de las cuentas nacionales de lo que se invierte en máquinas y construcción civil) se evaluó como el inicio de un enfriamiento de las inversiones.

Del lado de la oferta, el sector agropecuario se retrajo 3,5%. Pero la principal influencia negativa para el PBI del tercer trimestre provino de la industria y de los servicios, cuyas actividades subieron solo 0,1% en el período.

El comportamiento del PBI en julio-septiembre complicó más la administración de las políticas económica y monetaria. Para los economistas, la caída de 0,5% reflejó en parte el aumento de la tasa básica de interés. Pero indicaron que el mayor impacto llegará en los próximos meses. 

Por otro lado, el resultado del PBI no fue peor gracias al consumo. Aunque la economía brasileña muestra señales de estancamiento y la mayoría de los economistas proyecta que la expansión anual será de entre 2,2% y 2,5% –similar al 2,3% registrado en los últimos cuatro trimestres–, fue el consumo de las familias y del propio gobierno que salvaron al PBI de un resultado peor. 

Rosenberg Asociados estimó que la absorción doméstica, calculada por la suma de las contribuciones del consumo de las familias, del gobierno y de la FBCF, contribuyó con 3,9 puntos porcentuales en la formación del PBI del tercer trimestre, que creció 2,2% en comparación con igual período del año pasado. El sector externo, por otro lado, calculado a través del resultado de las exportaciones menos las importaciones, sustrajo 1,8 puntos porcentuales del PBI, en igual comparación. 

Mirando para 2014, el economista Armando Castelar Pinheiro, coordinador del Instituto Brasileño de Economía de la Fundación Getulio Vargas (Ibre-FGV), es enfático: analistas y empresarios ven problemas en el actual modelo económico. “Pero el pueblo no lo ve así. Para ellos, el consumo es amplio, la nafta está barata y hay mucho crédito para comprar bienes de consumo”, dijo.

Temas en esta nota