Semana negativa para la Bolsa local

La semana que finaliza presentó un comportamiento volátil para los mercados internacionales. Entre tanto, el mercado local se mostró mucho más pendiente de la situación doméstica y anotó la mayor caída en cinco semanas.

Por
Semana negativa para la Bolsa local
07deDiciembrede2013a las07:40

La semana que finaliza presentó un comportamiento volátil para los mercados internacionales. Las plazas de referencia a nivel global se movieron al compás de las publicaciones de indicadores de la agenda macro – especialmente en lo que refiere al nivel de actividad y del mercado laboral en los Estados Unidos – así como otras noticias de impacto. Entre tanto, el mercado local se mostró mucho más pendiente de la situación doméstica que de la evolución de los principales índices accionarios a nivel global y anotó la mayor caída en cinco semanas.

Como suele darse al comienzo de cada mes, las últimas ruedas estuvieron dominadas por la publicación de informes de alto impacto. En este aspecto se destacó el habitual informe de la Reserva Federal de los Estados Unidos – conocido entre analistas y operadores como “libro beige” – en el que se da cuenta de la visión que mantienen de la economía norteamericana los referentes de política monetaria que integran el comité decisor. En esta oportunidad, y sin grandes sorpresas, la Fed manifestó observar un crecimiento que se mantiene a un ritmo entre “modesto y moderado”.

Esto fue refrendado al darse a conocer la evolución del nivel de actividad de la economía estadounidense, que marcó un crecimiento del 3,6 anualizado durante el tercer trimestre de 2013, superando tanto las previsiones como los registros anteriores.

Más allá de los ítems mencionados – que tienen peso propio para los mercados – el plato fuerte pasó por la información referida al mercado laboral. El sector privado creó durante el mes de noviembre 196.000 puestos de trabajo, lo que superó ampliamente las estimaciones previas y se ubica en un valor cercano al alcanzado en el mes anterior, cuando se registraron más de 200.000 nuevas nóminas. De esta forma, el índice de desempleo en los Estados Unidos se redujo al 7% (en el mes anterior la lectura había arrojado 7,3%). Estos datos generaron optimismo entre los operadores y permitieron revertir una semana que se presentaba negativa para las bolsas neoyorquinas.

Así, los principales índices de Wall Street finalizaron la semana, prácticamente neutros. Solamente el Dow Jones retrocedió un 0,5%, al cerrar sobre los 16.000 puntos.

En contraste, los mercados europeos sufrieron con mayor incidencia las caídas iniciales y no lograron remontar en sus cotizaciones. Esto se debe a las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, el italiano Mario Draghi, que ofreció un panorama menos alentador. La entidad sostuvo la tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos, el nivel mínimo al que llegó el mes pasado, y señaló que esta situación podría mantenerse por un período relativamente extenso. El sesgo negativo que ello implica pesó sobre el ánimo de los inversores y los principales índices bursátiles del viejo continente ponen cierre a la semana con caídas de hasta el 4,7% respecto del viernes anterior.

El mercado local, por su parte, se desentendió del escenario internacional y operó condicionado por un escenario local en el que primaron noticias bajistas. Sin tratarse de una temática estrictamente financiera, los episodios de convulsión social que se dieron en distintos puntos del país y, especialmente, en la provincia de Córdoba actuaron como una señal de alerta.

Asimismo, el gobierno dio un nuevo golpe de timón en la política económica al anunciar un incremento en la alícuota aplicable en concepto de adelanto de impuesto a las ganancias a los consumos realizados en moneda extranjera. Este ajuste sembró inquietud entre los operadores, a la luz del sostenido drenaje de reservas del Banco Central, y agregó una cuota de volatilidad a la cotización de los activos domésticos. De esta manera, se interrumpió una racha alcista para el índice Merval – que había anotado un nuevo máximo histórico en la última semana de noviembre – y restó un 6,8%. Esto representa la mayor caída semanal para el índice de referencia de la bolsa porteña desde el mes de octubre.

Entre las cotizantes más negociadas, solamente las acciones de Sociedad Comercial del Plata terminan la semana en positivo al avanzar un 1% respecto de su valor siete días atrás.

Las mayores bajas, por su parte, se dieron en los papeles de Banco Francés (-14,2%), Petrobras Brasil (-13,4%), Petrobras Argentina (-12,2%), Banco Macro (-11,2%) y Pampa Energía (-9,6%).

Para los títulos públicos, primaron las bajas entre los bonos denominados en dólares. El Bonar X, con vencimiento en 2017, restó un 2%, en tanto que aquellos con mayor plazo al vencimiento restaron hasta el 7%, en el caso de los bonos Discount bajo ley de New York.

Los cupones vinculados al PBI, por el contrario, tuvieron subas del orden del 1% para los emitidos en moneda extranjera y del 2,3% para los TVPP, en pesos.

Un último párrafo corresponde a la evolución de las tasas de interés en el mercado doméstico. La tasa Badlar, indicativa de la aplicable a plazos fijos mayoristas para plazos de 30 a 35 días superó el nivel del 20% por primera vez en el año. Esto se explica por una combinación de factores estacionales – mayor demanda de liquidez en el mes de diciembre – y una creciente cautela entre el público inversor.

Temas en esta nota