Las exportaciones del complejo agrícola podrían sumar U$S 27.300 M

La cifra corresponde a 2014. Implica un nivel muy similar al de este año, aunque podría reducirse si se acentúa el impacto de la sequía sobre la cosecha del trigo.

Por |
Las exportaciones del complejo agrícola podrían sumar U$S 27.300 M
12deDiciembrede2013a las06:37

Si bien las estimaciones para la cosecha del año que viene indican que el volumen en toneladas podría ser algo superior a la de la campaña 2012/2013, la evolución de los precios internacionales de los principales commodities agrícolas podrían hacer que la campaña que viene represente algo menos de dólares para la economía local de lo que fueron los ingresos de este año. De hecho, en el mejor de los casos, podrían alcanzar niveles iguales o equivalentes.

Cada vez se acota más el incremento del aporte del agro en términos de divisas. De hecho, en 2013 será inferior al inicialmente estimado a causa principalmente del atesoramiento de la soja en grano, mientras que para 2014 la caída en los precios internacionales implicará que, en el mejor de los casos, la cantidad de dólares ingresados al país por las exportaciones del agro sea similar a la de este año. 

En la plaza local, la brecha que se ha generado entre el tipo de cambio oficial y el paralelo, sumado a una elevada inflación y a escasas alternativas de inversión, han llevado a que muchos productores decidieran stockear la cosecha y esperar un momento más propicio para vender el grano. Esto ha sucedido principalmente con la soja, cultivo que aporta la mayor cantidad de dólares a la economía local y los mayores ingresos al fisco por retenciones. 

La pobre cosecha de trigo de la campaña 2012/13, que resultó en un saldo exportable de solo 3 millones de toneladas también redujo el ingreso de divisas, al tiempo que generó complicaciones en el mercado interno debido a la poca disponibilidad del grano para los molinos harineros. 

Por otro lado, en el plano externo, las noticias de una muy buena cosecha de maíz y una buena cosecha de soja en Estados Unidos, han llevado a una baja generalizada de los precios internacionales, lo que repercute en una menor entrada de divisas al país. 

Las esperanzas del gobierno ya están puestas en la campaña 2013/14, en la cual el trigo dio el puntapié inicial, y en donde están por comenzar las siembras de maíz y soja.

En el primer caso, si bien la plantación se dio con un buen nivel de humedad en el suelo, la escasez de lluvias de las últimas semanas está complicando a gran parte del área agrícola y se están comenzando a dar recortes en los rendimientos que podrían afectar la proyección de 11,5 millones de toneladas (MT). En el mejor de los casos, la cosecha del año próximo podría dejar un saldo exportable de 4,5 MT, apenas superior al de la campaña anterior, y con tendencia a la baja.

La cosecha de maíz y soja está por comenzar, con una clara propensión de los productores hacia la segunda, dados los mejores márgenes de rentabilidad y un precio que si bien ha caído, no lo ha hecho tan fuerte como en el caso del maíz. 

Si bien a priori, una mayor producción de soja es una buena noticia en términos de ingreso de divisas, habrá que ver como se ve afectado el precio internacional de la oleaginosa. Hay que tener en cuenta que tanto en Argentina como en Brasil se esperan cosechas elevadas, lo que incidiría a la baja de los mismos, aunque habrá que continuar monitoreando la evolución del factor climático.

De esta manera, nuestra proyección inicial para la campaña 2013/14 se encuentra marcada por precios internacionales que tienden a la baja y una cosecha que a priori será superior a la anterior para la soja y el trigo, y menor en el caso del maíz. El buen comportamiento de la soja llevaría al volumen de los tres principales cultivos a un incremento del 2,4% con respecto al ciclo 2012/13. Sin embargo, la tendencia a una baja de los precios internacionales tendrá sus efectos sobre el valor total de este nivel de producción, el cual tendría una caída del 5,5% contra la campaña pasada (medida en dólares).

Por los stocks disponibles, y considerando además sorgo, cebada y derivados (aceite, harinas y biodiesel) las exportaciones del complejo agrícola podrían sumar USD 27.300 millones en 2014, lo que implica un nivel muy similar al de este año, aunque podría reducirse si se acentúa el impacto de la sequía sobre la cosecha del trigo.

Temas en esta nota