UE y el Mercosur aplazan reunión comercial clave

El Mercosur y la Unión Europea aplazaron para enero el intercambio de ofertas en busca de un acuerdo comercial que inicialmente debía ocurrir en diciembre.

Por
UE y el Mercosur aplazan reunión comercial clave
12deDiciembrede2013a las07:44

Brasilia - El Mercosur y la Unión Europea aplazaron para enero el intercambio de ofertas en busca de un acuerdo comercial que inicialmente debía ocurrir en diciembre, informó ayer el canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo.

El funcionario contó que durante la reunión en Bali de la Organización Mundial del Comercio pudo conversar con el comisario de comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, a quien le dijo que el Mercosur estaba listo para entregar su oferta e ir a Bruselas para hacer el intercambio.

"Mi colega me dijo que la UE no la tenía lista y pidió que se postergase para enero", explicó Figueiredo en rueda de prensa, tras una reunión en Brasilia con su par paraguayo, Eladio Loizaga.

El Mercosur y Europa habían acordado en enero en una reunión ministerial en Chile que ambas partes presentarían sus ofertas de apertura de mercados antes de fines de 2013, para avanzar en la negociación, reabierta en 2010 tras seis años de paralización.

"Nuestra oferta iba a estar lista este año como fue acordado y prometido. Ahora vamos a esperar entonces a que los europeos presenten la suya", precisó Figueiredo. El diplomático brasileño dijo desconocer a qué se deben los retrasos en el planteamiento del eurogrupo.

De no tener éxito las negociaciones, funcionarios brasileños han sugerido que podrían adoptarse velocidades distintas de negociación si no hay acuerdo de los países del Mercosur.

Sin embargo, una norma dentro del bloque sudamericano obliga a sus países a negociar acuerdos comerciales conjuntamente.

La Argentina, quizás el país más reticente a firmar un acuerdo, recibió la semana pasada a una comitiva brasileña para limar las asperezas comerciales que tenían en vilo a la relación bilateral en los últimos años.

Además de acordar la flexibilización del ingreso de calzado y automóviles desde Brasil, Buenos Aires ofreció un nivel de apertura del 70% para el comercio con Europa, aunque según fuentes brasileñas, el Gobierno de Dilma Rousseff pretende la liberalización de un 90% de los aranceles.

Temas en esta nota