El déficit de provincias superará los $ 10.000 millones en 2013

El escenario mejoró respecto al 2012 pero si los aumentos otorgados a fuerzas de seguridad se replican en otras áreas, el rojo podría saltar a $ 26.000 millones en 2014.

Por
El déficit de provincias superará los $ 10.000 millones en 2013
16deDiciembrede2013a las07:02

Las provincias cerrarán el año con un déficit consolidado superior a los $ 10.000 millones, pero debido a los aumentos salariales otorgados a las fuerzas de seguridad la semana pasada y la incidencia que pueden tener en los reclamos del resto de los empleados públicos, el rojo podría saltar a $ 26.000 millones en 2014. 

En Economía & Regiones estiman que las provincias lograrían reducir el déficit financiero de $ 16.000 millones a $ 11.000 millones en 2013. En tanto, para el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea hay dos escenarios posibles. En el primero con un alza de 25% de la obra pública, el rojo financiero consolidado de las provincias llegaría a $ 9.160 millones en 2013 mientras que con una suba de 35% el déficit alcanzaría los $ 16.160 millones. 

“En cualquier caso, se trata de desequilibrios fiscales menores que en 2012 lo que plantea una buena base para afrontar un 2014 con mayores vencimientos de deudas, dado que se termina el período de gracia para pagar el capital de la deuda antes refinanciada con el gobierno nacional, lo que implica una erogación de $ 9.900 millones el próximo año”, destacó Marcelo Capello, del IERAL. 

En este sentido, tras los incidentes de la semana pasada, el Gobierno anunció la prórroga “sólo por un trimestre” de los vencimientos en materia de capital y servicios de deuda con las 17 provincias, que tenían como fecha límite el próximo 31 de diciembre. 

Desde Economía Y Regiones, también resaltaron el cambio de tendencia en las cuentas públicas, con una baja del déficit respecto a 2012. Para la consultora que dirige el economista Alejandro Caldarelli, la dinámica se logró en base a dos factores: la contención del crecimiento de las erogaciones públicas y los aumentos de impuestos locales que incrementaron la recaudación de las provincias. En particular, la pauta de incremento salarial promedio bajó de 28% en 2012 al 25% en 2013, logrando que la tasa de expansión del gasto primario sólo se acelerase del 22% al 29%. En tanto, las subas impositivas lograron aumentar del 30% al 45% la tasa de expansión de la recaudación local, generando $ 21.000 millones adicionales a lo largo del año. 

Con subas de impuestos locales y un gasto en personal más contenido, las provincias lograron mejorar su situación fiscal en 2013 pero la tendencia sin duda se quebrará el año que viene si los aumentos concedidos a las fuerzas de seguridad son tomados como ejemplo por el resto de los empleados públicos. 

“La principal preocupación es que las provincias se comprometieron a un gasto futuro permanente. Este año no va a tener impacto pero sí en 2014 si se contagia a otros rubros del sector publico. Lo extraño es que se habló de montos en una economía inflacionaria, es un sinsentido”, aseguró Ariel Barraud, economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). 

“Las paritarias van a estar un escalón mas arriba de lo esperado por los gobernadores y los ingresos no van a crecer a una tasa mucho más alta porque la presión tributaria ya es récord”, agregó.

En tanto, para Economía & Regiones, “las protestas policiales que modificaron radicalmente el escenario fiscal 2014, al afectar la variable más sensible para la caja provincial, el gasto en personal”. “Nuestro escenario base preveía una pauta salarial del 26%, aunque los acontecimientos recientes hacen pensar en una suba superior. Cada punto de aumento salarial implica un gasto de $ 2.200 millones anuales, de modo que una suba del 30% llevaría el rojo fiscal a $ 26.000 millones”, advirtieron desde la consultora.

En esta misma línea, para Capello “los acontecimientos de la semana pasada ponen en riesgo la mejora fiscal que se logró en 2013 en provincias, especialmente si las concesiones otorgadas a las fuerzas de seguridad se trasladan luego al resto de los agentes públicos”. “Tal situación podría ser compensada, al menos en parte, si el gobierno nacional vuelve a reprogramar los vencimientos de sus acreencias con provincias el año que viene, situación más probable. De modo que la variable clave para las finanzas provinciales en 2014 será el porcentaje de aumento que finalmente tenga el gasto en personal en dicho año. Si supera la inflación observada en 2013, complicará los números”, explicó.

Temas en esta nota