Los autos de gama media y alta aumentarán aún más por el costo del patentamiento

La falta de coordinación en las políticas fiscales de la Nación con las provincias, en este caso con la ciudad de Buenos Aires, se cobrará otra víctima: los compradores de autos cero kilómetro.

Por
Los autos de gama media y alta aumentarán aún más por el costo del patentamiento
16deDiciembrede2013a las06:50

Hasta ahora, patentar un vehículo de un precio de 180.000 pesos tenía un costo de 2204 pesos; una vez que se apruebe y reglamente el aumento de impuestos internos a los bienes suntuarios, el mismo auto no sólo costará 240.000 pesos, sino que, además, habrá que cancelar una cuenta de 7604 pesos para retirar las matrículas del Registro.

El aumento de 245 por ciento tiene una explicación, que surge de la suma de los impuestos y tasas que se cargaron sobre el bien.

Por un lado, la Nación aplicará el aumento en Internos, que encarecerá el precio del vehículo. Pero además, según el presupuesto porteño para 2014, la alícuota de la tasa del impuesto a los sellos, que se debe pagar al anotar un auto antes de salir de la concesionaria porteña, pasará de uno a 3%.

La suma de ambos incrementos, aprobados uno por el Congreso nacional y otro por los legisladores porteños, termina por impactar en el bolsillo del comprador de un auto.

Según datos de Atlas Group, una empresa que se dedica a la gestión de activos de otras compañías (entre ellos el parque automotor propio), mientras el costo de un vehículo de 180.000 pesos aumenta 30 por ciento, por la aplicación de impuestos internos, el costo de radicación en territorio porteño se encarecería 245 por ciento.

"El incremento proyectado por el gobierno porteño para el impuesto de sellos hace que el aumento de los costos de inscripción de un modelo de los llamados «alta gama» sea realmente irracional", dice Pablo Sporleder, responsable de Automotores de AtlasGroup.

La desproporción del aumento para los autos de alta gama radicados en la ciudad de Buenos Aires se hace más evidente aún en el caso de los modelos cuyo valor supera los $ 210.000, que pagarán una alícuota de 50% en el impuesto interno.

Así, para un auto que se saca de la concesionaria actualmente por $ 220.000 y que por el impuesto a los bienes suntuarios llegaría a $ 330.000, el costo de su inscripción pasaría de $ 2604 a $ 10.304, monto que supone un incremento de 295 por ciento, calcula Sporleder.

Más allá del nombre del impuesto nacional -bienes suntuarios-, tal como está diseñado, el tributo alcanzará a autos preferidos por las familias de clase media, como algunas versiones del Toyota Corolla, del Renault Fluence, del Peugeot 308 y de cuatro de seis versiones del Ford Focus, por citar algunos vehículos.

PREOCUPACIÓN

"La verdad es que estamos muy preocupados -dijo un ejecutivo de una de las automotrices más importantes de la Argentina-. Y no por los autos llamados de alta gama, sino por la cantidad de modelos de los segmentos medios que se ven afectados por el impuesto."

Hernán Fernández Bulgheroni, socio de Atlas Group, dice que la radicación o transferencia de un auto en la ciudad tendrá un costo de entre 4 y 5% del valor del vehículo, según el tipo que sea. Costos ocultos, como les dicen.

"Para la inscripción de un auto nacional, una transferencia tiene un costo de 4,35 por ciento del valor del vehículo, y para un importado, de 4,65 por ciento", dice Fernández Bulgheroni. El costo está afectado por 3% del impuesto de sellos y 1,2 o 1,5%, según sea de fabricación nacional o extranjera, respectivamente, correspondiente al arancel de Inscripción Inicial del Registro Nacional de la Propiedad Automotor.

Para la transferencias de los autos usados no habrá demasiados cambios. Actualmente, en la Ciudad ya pagan el 3% de Sellos, alícuota que ahora se aplicará a los vehículos nuevos.

Sin una política fiscal coordinada, los impuestos se superponen y finalmente el que los paga es el usuario final. Así las cosas, el comprador de un auto nuevo deberá saber que cuando elija un auto de más de un precio de 170.000 pesos tendrá que asimilar que alrededor de al menos 50% de ese valor se lo lleva el Estado, sea nacional o municipal.

245% impuestazo

Es el aumento que sufrirá el monto a pagar por el impuesto a los sellos en un auto que hoy cuesta 180.000 pesos

Temas en esta nota