La soja marcó el ritmo del Banco Central

El ingreso de divisas de la agroindustria superó mínimamente a las del año pasado. El productor mantiene en su poder 10 millones de toneladas de la campaña 2012/2013

Por
25deDiciembrede2013a las06:38

La caída o suba de las reservas del Banco Central tuvo su foco en los dólares provenientes de la soja. Pese a la alta retención por parte de los productores, el sector terminó aportando ingresos apenas por arriba de las liquidadas el año pasado.

Los cambios en la compra y venta de dólares por parte del Gobierno hizo que las cosas cambien en el campo. El no poder hacerse de la moneda norteamericana, hace que hoy haya todavía 10 millones de toneladas de la oleaginosa sin vender. A valor actual significan divisas por 5.500 millones de dólares. Según el Ministerio de Agricultura, al 11 de diciembre, se llevan comercializadas casi 40 millones de toneladas de la vieja campaña, equivalente al 82% de la producción estimada, cuando a la misma altura del año anterior las 38 millones de toneladas negociadas equivalían al 94% de la cosecha.

El mismo se puede ver claramente en la liquidación por parte de las cerealeras. Mayo fue el de mayor ingreso, con 3.603 millones de dólares. En ese momento el poroto en promedio cotizó en Chicago a u$s540 la tonelada. El alto valor se debió a los problemas de sequía que afectaba a la producción norteamericana. Hoy el contrato mayo 2014 se paga a u$s480. La baja es del 11 por ciento.

A excepción de julio (segundo mejor mes del año), donde se liquidaron u$s2.660 millones, la no venta de granos se vio fuertemente en los meses siguientes. La caída fue contundente. En noviembre pasado fue de 1.372 millones de dólares. Al observar los números de 2012, se ubican más cercanos a los 1.800 millones. La caída llega al 27 por ciento.

Sin embargo, la creación de un bono atado al dólar oficial y una tasa de interés cercana al 4% por parte del Central, permitió en los últimos días la llegada de dólares de forma más acelerada.

Esto ayudó a que la semana pasada se hayan liquidado granos por u$s428 millones lo que hace a la fecha un total de u$s22.932 millones. Y si bien faltan dos semanas por ingresar, se puede asegurar que las mismas serán superadas mínimamente para ser así el segundo mejor registro de toda la serie. Lejos están los más de u$s25.000 millones que supo haber dos años atrás gracias a los buenos precios y una supercosecha de 53 millones de toneladas de soja.

El productor supo vender en el momento justo y lo necesario. Supo mirar la evolución del dólar para obtener ganancias más cercanas a lo pactado por su cultivo. Sabrá él entonces si seguir reteniendo es negocio o no de cara al 2014.

El año del trigo

Afectado por el clima, el trigo tuvo sus mejores valores. Supo cotizar a u$s750 la tonelada, tres veces el precio que se paga por en Chicago.

Los productores que todavía contaban con el cereal supieron aprovechar los precios máximos.

El alza tuvo que ver con la necesidad de las industrias por hacerse del trigo. La falta de materia prima supo sentirse en las panaderías. Hoy con valores más cercanos a lo normal, y a la espera del grano del Sur, las cosas tienden a equilibrarse. Los números terminaran justos, pero habrá para cubrir la demanda.

 

Temas en esta nota