La situación fiscal de las provincias no será fácil

La Fundación Mediterránea dijo que si el gasto en personal sube más del 30%, los gobernadores necesitarán una fuerte asistencia.

Por
La situación fiscal de las provincias no será fácil
26deDiciembrede2013a las08:45

La situación fiscal de las provincias luce complicada para 2014, sobre todo, si el gasto en personal “sube 30 por ciento o más”, advirtió un informe de la Fundación Mediterránea.

La consultora planteó que, en el 2014, “la clave estará en los resultados de las negociaciones salariales con los gremios estatales, luego de los beneficios obtenidos por las fuerzas de seguridad en diciembre 2013”.

El informe se dio a conocer en un momento clave: cierra el año, la mayoría de las policías provinciales acordaron salarios mínimos de entre 8.000 y 8.500 pesos, algunos gremios privados pactaron con su patronal un incremento del 30% y la CTA opositora anticipó que pedirá que esa suba sea del 35% en las paritarias del próximo año.

“Ante una situación fiscal complicada para 2014, especialmente si el gasto en personal sube 30 por ciento o más, y ante la imposibilidad de obtener financiamiento por montos importantes, algunas provincias podrían reservar como recurso de última instancia la emisión de cuasimonedas”, señala el informe.

“El límite es el pago de salarios: si hubiese problemas graves para cumplir con las remuneraciones en algunas provincias, aumentaría fuertemente la probabilidad de que se recurra nuevamente a la emisión de cuasimonedas”, analiza.

En este sentido, el estudio indica que “por cada punto porcentual de incremento salarial, el déficit financiero se incrementa en $2.600 millones en el conjunto de provincias”.

Tres escenarios

En base a ello, la consultora construyó tres escenarios posibles de incremento del gasto salarial (27, 30 y 35 por ciento), analiza los resultados fiscales y las posibles necesidades de financiamiento bajo cada situación, considerando también diferentes escenarios para la renegociación de la deuda de las provincias con la Nación.

“En el escenario más optimista para las finanzas provinciales, con prórroga anual de vencimientos de capital e intereses con el Gobierno nacional y suba del gasto salarial del 27 por ciento, las necesidades de financiamiento para provincias ascenderían a $ 31.000 millones en 2014”, estima el documento.

En cambio, proyecta que “en el más pesimista, sin prórroga en la refinanciación y con suba salarial del 33 por ciento, las necesidades financieras resultarían de $54.300 millones el año próximo”.

Según precisa, en 2013 las necesidades de financiamiento ascendieron a unos $25.800 millones, de modo que el escenario más pesimista para las finanzas provinciales “implicaría más que duplicar sus necesidades de financiamiento en 2014”.

Otra mirada

También el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, analizó las complicaciones económicas que tendrán los estados provinciales para el próximo año. “Las provincias tienen un problema para pagar sus sueldos”, advirtió, y aseguró que “eso es muy importante desde el punto de vista económico”.

“Provincias desfinanciadas implican una pobre prestación de los servicios esenciales como educación o salud”, consideró el directivo. Y señaló que “esto se viene gestando desde hace 7 años, pero han mirado para el costado y ahora los márgenes de acción son muy acotados”.

Agregó Frigerio que “la expectativa para este año es preocupante por el impacto de los salarios en las cuentas públicas”, y sostuvo que “algunas provincias se están endeudando para los gastos corrientes y otras plantearon la decisión de emitir una cuasimoneda”.

Reunión para  refinanciar deudas

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibirá mañana a los gobernadores provinciales para analizar la refinanciación de la deudas que los mandatarios mantienen con la Nación.

La reunión está prevista para las 11 e incluiría la participación de los 18 gobernadores provinciales que mantienen deuda con el Gobierno central, con el que se firmarán los acuerdos de refinanciación.

El jefe de Gabinete ya anticipó que se firmarán acuerdos de refinanciación de deudas, que incluirán una revisión del programa a partir de abril próximo.

La situación más complicada es la de la provincia de Buenos Aires, que adeuda a la Nación aproximadamente 4.600 millones de pesos, en tanto, Mendoza enfrenta un pasivo 1.600, Corrientes y Río Negro alrededor de 350, Jujuy 370 y San Juan 150 millones.

Capitanich indicó que las deudas se refinanciarían cada tres meses y consideró que lo que se busca es un mayor control y revisión.

Temas en esta nota