La UE no descarta avanzar en un acuerdo sólo con Brasil

La negociación con el Mercosur se postergó para enero; lentos avances. El paso del tiempo podría costarle caro a la Argentina.

Por
La UE no descarta avanzar en un acuerdo sólo con Brasil
28deDiciembrede2013a las07:13

LONDRES.- A pesar de que en ambos lados del Atlántico se responsabilizan por las interminables postergaciones en la confección de un histórico convenio, el paso del tiempo podría costarle caro a la Argentina.

La paciencia se agota entre las autoridades europeas y brasileñas por las trabas que el gobierno de Cristina Kirchner pone a la hora de cerrar el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, fuertemente impulsado por Brasil.

En ese sentido, los negociadores británicos -con fuerte influencia y peso en las decisiones que se toman en Bruselas- afirmaron que, en caso de que la Argentina siga obstaculizando el acuerdo, están dispuestos a avalar un convenio bilateral sólo con Brasil.

En el país vecino ven como una prioridad la firma del pacto comercial para mejorar su alicaída economía.

Sin embargo, y a pesar de que los negociadores argentinos habrían flexibilizado su posición inicial, se acaba de conocer que la presentación de las ofertas económicas fue postergada nuevamente por el freno de las actividades gubernamentales en la UE, por las vísperas de las fiestas de fin de año. Iban a realizarse este mes y se pasaron para mediados de enero.

Justamente, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco, se quejó ante sus pares de la UE por lo que consideró "un retraso unilateral de la UE".

Por otro lado, y en un guiño a la Argentina, el canciller de Brasil, Luis Alberto Figueiredo, le aseguró a comienzos de este mes al comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, que la estrategia de negociación del Mercosur será en bloque.

El lugar del encuentro para despejar los fuertes rumores que amenazaban con que podría "cortarse solo" fue en Bali, donde se selló un par de semanas atrás un histórico acuerdo en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"El Mercosur está listo para negociar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea", afirmó la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en un reciente encuentro con su par francés, François Hollande.

RESPONSABILIDAD

"Esperamos que el intercambio de propuestas se realice en enero", agregó. En Brasilia, por lo bajo, responsabilizan a la Argentina por la brusca interrupción que sufrieron las negociaciones, ya que el Gobierno sólo aceptaría un acuerdo parcial, a diferencia de los otros socios del bloque.

"El compromiso de Brasil es muy fuerte", confirmó Ian Ascough, encargado de las negociaciones comerciales bilaterales y regionales en el Department for Business Innovation & Skill (BIS), que depende del gobierno británico.

En un encuentro con periodistas argentinos en esta capital, aseguró que si el acuerdo se traba nuevamente, Brasil podría apoyar un acuerdo sólo bilateral con la UE. "Nosotros estaríamos interesados en un acuerdo con ellos", indicó.

"Lo más beneficioso es hacerlo bloque con bloque, pero si esto no fuera posible aceptaríamos a los países interesados", completó Benedict Hayes, senior policy advisor del BIS para el continente americano, la India y Rusia.

Las autoridades británicas también estiman que es el gobierno argentino el que traba un acuerdo final, a pesar de un cambio en la retórica.

En cambio, ven a Brasil como el principal motor y un verdadero interesado en completar la negociación para impulsar el comercio entre las partes. "Nosotros vemos los acuerdos como paquetes completos", agregó en tanto el inglés.

ACUERDOS PARCIALES

Con esa mención pareció referirse al intento argentino de negociar paquetes parciales, excluyendo sobre todo a sectores industriales considerados sensibles, sobre todo en tiempos de alta inflación y estancamiento del empleo.

En la UE se niegan en avanzar a dos velocidades (una con la Argentina y otra con el resto del bloque). No obstante, en una reunión que mantuvieron negociadores brasileños y argentinos hace dos semanas en Buenos Aires para consolidar la oferta económica del bloque, el Gobierno habría flexibilizado su posición inicial.

Más allá de la posición argentina, también existen algunas dificultades irresueltas del otro lado del Atlántico que todavía parecieran frenar el acuerdo entre ambos bloques.

Allí, Francia y Polonia se oponen, ya desde hace una década, cuando comenzó a negociarse el tratado de libre comercio, a eliminar los subsidios agrícolas y a cambiar la Política Agrícola Común (PAC) que desde hace años aplica el bloque europeo.

Se trata de los productos más interesantes para el desarrollo y el crecimiento local.

Por ahora, la negociación, que en los últimos meses se había movido vertiginosamente, volvió a estancarse, aunque las partes aún se muestran optimistas.

"En la Argentina se están viendo interesantes cambios", se esperanzó Hayes, sobre el cambio de formas en el Gobierno. "Estamos entrando en un momento interesante", cerró.

OPINAN LOS PROTAGONISTAS

Dilma Rousseff, Presidenta de ¨Brasil

"El Mercosur está listo para negociar un acuerdo con la Unión Europea. Esperamos que se intercambien propuestas en enero"

Ian Ascough, Negociador británico

"El compromiso de Brasil es muy fuerte. Nosotros estaríamos muy interesados en un acuerdo con ellos"

Benedict Hayes, Consejero del bis británico

"En la Argentina se están viendo interesantes cambios"

Temas en esta nota