La AFIP prepara la flexibilización, pero seguirá decidiendo quién compra dólares

La AFIP se prepara para autorizar desde pasado mañana la venta de dólares para "tenencia" de las personas físicas como regía antes del cepo, pero con una fórmula que seguirá siendo discrecional.

Por
La AFIP prepara la flexibilización, pero seguirá decidiendo quién compra dólares
25deEnerode2014a las07:20

La AFIP se prepara para autorizar desde pasado mañana la venta de dólares para "tenencia" de las personas físicas por un monto de hasta US$ 2 millones, como regía antes del cepo, pero con una fórmula que seguirá siendo discrecional.

Así lo explicaron ayer fuentes oficiales, que indicaron que trabajan desde anteanoche, cuando el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, recibió la instrucción de Cristina Kirchner en dos sentidos: bajar, tras haber subido hace 45 días, la tasa de retención a los gastos en el exterior (y a la compra de monedas) del 35 al 20% y autorizar para la "tenencia" de dólares por "hasta" US$ 2 millones mensuales, de acuerdo con un primer borrador que tenía ayer el Banco Central. Era la fórmula previa al cepo.

¿Por qué se apeló al término "tenencia" y no "atesoramiento", como se usaba antes?, preguntó LA NACION. "Porque la intención es no dar la idea de que la gente va a poder volver a comprar los dólares para ponerlos en el colchón", dijo la fuente, no muy convencida de la utilidad de la diferencia semántica.

Este cambio no significa, aclararon, que una persona con suficientes ingresos y capacidad contributiva formal pueda comprar toda esa suma, ya que "la idea no es que aquel que, por ejemplo, tiene un plazo fijo por el equivalente a dos millones de dólares pueda dolarizarse". Por lo tanto, seguirá vigente la denominada "fórmula coca-cola", es decir, parámetros discrecionales del fisco para determinar cuánto podrá adquirir cada uno. En términos gruesos, "se trata de comparar ingresos con gastos y ver cuál es el saldo que le queda a la persona para poder comprar divisas", explicaron.

El equipo de Echegaray se sintió reivindicado por la decisión de retrotraer la tasa al 20%, ya que el funcionario había aclarado que no serviría para recaudar más porque estima que este año deberá descontar $ 10.000 millones de la recaudación de Ganancias para que queden como crédito en favor de los contribuyentes que pidan la devolución por este pago a cuenta.

Pero, dados los fuertes cruces con Economía en cuanto a los criterios para definir cuánto y cómo venderles a los contribuyentes surgidos desde que asumió como ministro Axel Kicillof, pretendían que quedara en claro que no es la AFIP, sino el Banco Central y Economía los que definen esos parámetros. Esto es porque "se está tomando una medida fiscal con un fin cambiario y, por lo tanto, son los que definen la administración del tipo de cambio los que deben ser explícitamente responsables", se indicó.

De todos modos, no parecía una batalla fácil de saldar en las permanentes reuniones que mantuvieron desde temprano hasta la noche representantes de los tres organismos. En la AFIP y el BCRA había sorpresa por la edad de sus interlocutores de Economía, con rango de subsecretarios o directores nacionales, inferior a los 30 años. "Difícil que hayan vivido alguna devaluación grande", se inquietaron.

El sistema que volverá a utilizarse será la consulta de operaciones cambiarias (COC), que había quedado políticamente en manos del equipo de Kicillof, que había denunciado que la AFIP manejaba "criterios arbitrarios" para la venta del dólar turista. "El sistema operó bien, ahora veremos cómo responde", indicaron las fuentes; el lunes estaría publicada la resolución general de la AFIP, luego de que ayer el Central autorizara el levantamiento parcial del cepo para las personas físicas, no jurídicas.

Con las horas, algunas certezas se confirmaron. "No está previsto un feriado cambiario para el lunes", indicaron las fuentes, pese a los rumores. Otras quedaron en stand by mientras la Presidenta convocaba a una reunión en Olivos para las 18.

Como ocurre en el BCRA, en la AFIP también creen que llegó el turno de complementar estas restricciones con medidas integrales que den certidumbre tanto a los contribuyentes como al Estado en materia fiscal. En el Palacio de Hacienda se defendieron: "El déficit en 2013 fue de 2 puntos del PBI, manejable, y este año será menor o neutro". Ayer ya se contaban $ 87.000 millones de recaudación bruta desde el 1° de este mes, $ 3000 millones arriba de la pauta presupuestaria; la cifra cerraría en $ 90.000 millones, frente a $ 65.582 millones de hace un año.

Temas en esta nota