Habría subas en la carne

También anticipan mayor faena de hembras. La devaluación del peso traccionó los precios de las categorías que se comercializan para consumo interno y los carniceros ya anticipan subas en el precio del producto al consumidor.

Por
Habría subas en la carne
30deEnerode2014a las06:55

La devaluación del peso, que alcanzó el 15% en la última semana, impulsó los valores de la hacienda de exportación en el Mercado de Liniers. Esto también traccionó a las categorías que se comercializan para consumo interno y los carniceros ya anticipan subas en el precio del producto al consumidor. 

Los novillos se pagaron 7,8% más en promedio, pasando de $ 11,7 por kilo del lunes de la semana pasada a los $ 12,6 de ayer. La mayor suba se dio en la categoría de novillos más pesados, de exportación. 

En el mismo lapso, las vacas con las que se elaboran las conservas, casi exclusivamente de exportación, saltaron un 21% en la semana, desde los $ 6,9 por kilo hasta los $ 8,38 de ayer. 

Pese a que el lunes no es el día más representativo por el número de cabezas que ingresan a Liniers, desde mediados de la semana pasada los valores de la hacienda en general pegaron un salto. 

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, dijo a El Cronista que esperan que la próxima semana les trasladen la suba al precio de la media res, lo que indefectiblemente terminará en una suba al consumidor. 

Según Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina, en una nota de El Cronista Comercial esta reacción a la depreciación de la moneda local que permitió el Gobierno no responde a una transferencia de la mayor capacidad de pago de los frigoríficos exportadores, por los bajos niveles de exportación. 

Según datos privados, las ventas externas representaron sólo el 6,8% de lo producido en 2013. El especialista agregó que este nivel de tipo de cambio está lejos de impulsar el negocio ganadero, y que cuando se acomoden los precios relativos, la situación será igual a la de la semana anterior, sólo que “a la gente le alcanzará la plata para comprar menos bienes”. 

Se trata de una medida aislada que no va a ir acompañada de una apertura en las exportaciones, pese a que en las últimas semanas el Gobierno había dado señales en ese sentido. 

"Lo lógico sería una apertura comercial inteligente y dar señales para recomponer la inversión”, indicó. 

Para el titular de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra), Miguel Schiaritti, por el bajo nivel de exportación la situación actual no justifica subas en los precios de la hacienda. 

Por su parte, el analista Ignacio Iriarte considera que la sequía y los precios malos, los cuales están retrasados con respecto a la inflación y al valor de los insumos, llevarán a que se acentúe el porcentaje de hembras en faena en las próximos meses, situación que se viene dando desde fines del 2013. 

"La tendencia actual marca una liquidación moderada. Con un 46% de hembras en faena estamos en el límite entre el equilibrio y la liquidación", comentó el analista, quien además agregó que "si no llega a llover o se dan lluvias poco generales en los próximos días este proceso se acentuará". Producto de la situación ya se están picando forrajes destinados a la alimentación ganadera de manera anticipada y los rindes obtenidos son cercanos a la mitad de lo normal. 

Los pronósticos son poco alentadores en cuanto a lluvias, complicándose aún más el panorama actual que vive el productor. 

Para Iriarte es necesario pasar enero, cuando se dan con precios de la hacienda en retroceso con respecto a los valores de noviembre y diciembre. "Esta situación se da porque en enero comienza un agotamiento de la oferta de feed lot, la cual se expresa con claridad a fines del primer mes del año", dijo el especialista, quien además agregó que por ello es común que hoy los valores de la hacienda liviana estén desprendidos de los valores del resto de las categorías. En tanto que los conjuntos y categorías de calidad mala o regular tienen valores muy bajos. 

Para los próximos meses se espera un repunte de los precios. "En los últimos 10 años los valores de la hacienda en febrero fueron superiores a los de enero", dijo Iriarte. Ello se da a causa del retorno a las actividades que se realizan normalmente durante el año. El calor, las vacaciones y la falta de escuelas en enero entre otras cosas atenta contra la demanda de carne y ello se refleja en menores precios en los mercados de hacienda durante el primer mes del año.

Temas en esta nota

Cargando...