La AFIP dice que no cambió la fórmula para comprar dólares

Sin embargo siguen los problemas, Echegaray dijo que podía tratarse de "casos particulares"; más quejas de contribuyentes.

Por
La AFIP dice que no cambió la fórmula para comprar dólares
11deFebrerode2014a las16:00

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aseguró ayer que la fórmula con la que calcula cuántos dólares puede comprar un contribuyente no cambió. Sin embargo, en el sistema se siguieron detectando ayer inconsistencias, según comprobó LA NACION con distintos contribuyentes.

"La fórmula, de manera terminante, permanece inalterable", afirmó el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, a LA NACION, en un encuentro del que participaron algunos de sus colaboradores de mayor rango. "Lo que puede alterarse es la situación de algunos contribuyentes", esgrimió.

Desde mediados de la semana pasada, varias personas se encontraron con que la AFIP las autorizaba a comprar una menor cantidad de dólares que en enero o incluso que en las dos primeras ruedas de febrero, pese a que su carácter impositivo no había cambiado. Ayer, al ser consultado al respecto en su habitual conferencia de prensa matutina, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, evitó dar precisiones: "Respecto de la fórmula de autorización, la publica el organismo en sus respectivas páginas. Ellos van a publicar esta aclaración".

Según la fórmula que publicó la AFIP, los empleados bancarizados, monotributistas y autónomos con ingresos de $ 7200 mensuales o más pueden comprar dólares para atesoramiento por hasta el 20% de sus ingresos, con un máximo de US$ 2000 por mes. Para calcular los ingresos, la AFIP toma un promedio de los últimos 12 meses.

"Esto no es manejar una botonera: un día sí y un día no. Somos profesionales, todos los sistemas son auditados y calificados por las normas ISO", explicó más tarde Echegaray, quien desestimó las restricciones con las que se toparon algunos contribuyentes, por ser "casos particulares".

Para los monotributistas, informó el organismo, lo que podía haber sucedido es que, al presentar sus declaraciones juradas en enero pasado, se hubieran recategorizado. También señaló los cruces informativos de consumos con tarjeta o compra de bienes, pese a que éstos no estaban en la fórmula publicada. Mientras que para los empleados en relación de dependencia la explicación fue que podrían haber tenido en enero de 2013 ingresos extraordinarios que en el nuevo cómputo del mes pasado (como se contemplan para la fórmula los 12 meses corridos previos) no entran. Entre ellos, dijeron, podía ser un bonus o un aguinaldo. También, que podrían haber sufrido cambios en las declaraciones juradas que presentaron sus empleadores (lo que supone que tendrían que haber declarado menos ingresos que hace un año, pese a la inflación).

No obstante, LA NACION pudo constatar en más de una decena de casos de contribuyentes, tanto adheridos al monotributo como empleados en relación de dependencia, en los que ninguna de estas situaciones se dio. Y sin embargo la página web de la AFIP les validó un monto en pesos para la compra de dólares inferior al del mes anterior. Curiosamente, en muchos de esos casos la situación se resolvió ayer pasado el mediodía, después de que varios individuos tuvieron dificultades para acceder al sistema de la AFIP entre las 11.30 y las 12.30. En el organismo recaudador desmintieron cualquier falla electrónica.

Natalia A., empleada de una empresa nacional, hizo dos pruebas. A primera hora de la mañana, la AFIP la habilitó a comprar por 3235 pesos, 600 menos que a comienzos de mes, cuando había intentado y, como no pudo ir al banco, se le venció la autorización. Pasado el mediodía, suspendió la compra y volvió a intentar: la AFIP la habilitó a comprar por $ 3875, como la primera vez. "Es que en el medio puede haber llegado la declaración jurada de su empleador", esgrimieron en la AFIP.

Pero no fue el único caso. A Martina G., monotributista, la habían habilitado el viernes a comprar $ 1440, contra casi $ 2400 de unos días antes. Ayer, por la tarde, intentó de nuevo: la AFIP la habilitó a comprar los $ 960 que le había negado la primera vez. En el medio, su situación como contribuyente había permanecido invariable.

Temas en esta nota