Millonario giro del BCRA para paliar el déficit

El deterioro de las cuentas fiscales representa un desafío para la política monetaria del BCRA. Aprobó transferir al Tesoro utilidades por $ 78.000 millones este año.

Por
Millonario giro del BCRA para paliar el déficit
10deAbrilde2014a las07:57

El deterioro de las cuentas fiscales representa un desafío para la política monetaria del Banco Central (BCRA). Tras sufrir en febrero el mayor déficit fiscal en una década, el Tesoro le reclamó al BCRA a fin de marzo el giro de $ 78.000 millones por las utilidades que obtuvo en 2013.

El Tesoro es accionista del BCRA, por lo que cada año la entidad monetaria le entrega parte de sus utilidades. En 2013, tal como viene sucediendo hace algunos años, el BCRA no tuvo ganancias operativas, sino que se anotó utilidades en pesos, gracias a que, por la devaluación de la moneda, sus activos denominados en dólares (como las reservas o las letras intransferibles que recibe del Tesoro) valen más. Pero entre los economistas suele considerarse que las utilidades por diferencia cambiaria no son "genuinas", ya que no tienen un respaldo real, y tienen un efecto monetario expansivo .

El directorio del BCRA, según confiaron fuentes del mercado, aprobó a fines de marzo el balance de 2013 con más anticipación de lo usual para entregarle al Tesoro fondos y así mejorar los números fiscales. Según surge del balance semanal que el BCRA publica en su página web, de los $ 78.000 millones aprobados, por ahora al Tesoro sólo le habría girado unos $ 16.000 millones. Los fondos, que van al Banco Nación, se vieron reflejados en el fuerte aumento de participación que tuvo el banco oficial en el mercado de pases.

"Cómo se le transfiere el resto de los fondos dependerá de las necesidades de pesos y de maquillar el resultado fiscal del Tesoro", anticipó Pedro Rabasa, director de Empiria Consultores. "El problema es que esto termina siendo emisión, porque el Banco Central entrega pesos que no tienen respaldo de nada", dijo el especialista.

Generalmente, el BCRA suele entregarle al Tesoro las utilidades en los meses en los que la recaudación es más flaca o hay mayores gastos, como marzo, agosto y diciembre.

En un momento en el que el creciente gasto fiscal y la emisión amenazan con poner en riesgo la estabilidad cambiaria, no pocos economistas evaluaron el giro de utilidades como una movida poco prudente del BCRA.

Temas en esta nota

Cargando...