Japón es todavía un mercado para desarrollar y agregar valor

Con 127 millones de personas deben importar el 60% de las calorías que consumen.

Por
Japón es todavía un mercado para desarrollar y agregar valor
12deAbrilde2014a las10:53

El sudeste asiático por su crecimiento demográfico y estandar de vida constituye una oportunidad a futuro para los agroalimentos argentinos. Por ese motivo, expertos de Japón, Corea del Sur, Tailandia, India y Vietnam también participaron del simposio organizado por el Programa de Agronegocios y Alimentos de la Fauba.

Masashi Mizukami, embajador de Japón, dijo que además de cereales como maíz y sorgo y subproductos de soja, la Argentina provee a ese país de 127 millones de habitantes mosto de uva, bebidas alcohólicas, queso, tabaco, jugo de limón, miel, maní, preparados de carne, carne de caballo, algodón y chocolate. "No obstante, el monto total de los alimentos que salen con destino a Japón aún es muy reducido, ya que ocupa el número 25 del ranking en la compra de productos argentinos", señaló.

El coordinador del panel, Ricardo Hara, destacó que ante el alto crecimiento poblacional de los países asiáticos, la Argentina debe generar mayor valor agregado, crear una plataforma exportadora con Brasil, Paraguay y Uruguay.

Al hablar sobre Japón, dijo que el 90% de su población pertenece a una clase media que consume productos de alta calidad, "a la que la Argentina está apuntando para proveer alimentos".

Por su parte, Tatsuya Shimizu, investigador de una organización llamada Jetro, dijo que la autosuficiencia de alimentos en Japón está basada en las calorías, de las cuales, el 40 por ciento se producen y el 60 por ciento se importan.

En tanto, Medha Prompthep, embajador de Tailandia (65.493.298 habitantes y superavitario en alimentos) destacó las posibilidades que la Argentina tiene para utilizar su país como plataforma de lanzamiento de sus productos, tanto agroindustriales como manufacturados al asiático.

Tanaboom Sajjaanantakul, decano de la Facultad de Agroindustria de la Universidad de Kasetsart, señaló que una integración agroalimentaria con la Argentina podría permitir que vinos mendocinos y carnes pampeanas pudieran integrar los menúes de los mejores restaurantes de Bangkok o de otras ciudades tailandesas. El disertante pidió ser imaginativo a nivel de los gobiernos para poder destrabar los obstáculos que impiden avanzar en acuerdos e integración en este sentido, especialmente desde la posición argentina.

Por su parte, Byung-kil Han, embajador de Corea del Sur, dijo que su país (que tiene 50.394.000 habitantes) incrementará en el corto plazo la importación de productos agrícolas. "De la Argentina se exportan soja, harina de esa oleaginosa, pero además calamares y ostras que son producidas por un empresa coreano-argentina. También se exporta rabo que aquí sabemos que es un corte vacuno casi de descarte, pero que para los coreanos es un producto gourmet", contó el diplomático.

Temas en esta nota

Cargando...