Advierten que bajará la oferta de crédito

La nueva norma de tasas máximas para los créditos prendarios y personales tomó por sorpresa a los bancos.

Por |
Advierten que bajará la oferta de crédito
11deJuniode2014a las07:45

La nueva norma de tasas máximas para los créditos prendarios y personales tomó por sorpresa a los bancos. Tanto que muchos se enteraron de los cambios recién a última hora de ayer, en el momento en el que el Banco Central (BCRA) convocó a los representantes de las principales cámaras del sector -ABA, Adeba y Abappra- para presentarles la disposición.

Así las cosas, anoche existía gran desconcierto en el sistema financiero. Algunos atribuían la norma a una "victoria de Economía sobre el Banco Central", ya que hacía tiempo que el ministro Axel Kicillof venía hablando de establecer "precios máximos" para los bancos. Sin embargo, lo cierto es que, para finalmente ser aprobada, la norma terminó contando con el visto bueno del directorio de la autoridad monetaria.

La mayoría de los banqueros consultados por la nacion advirtió que la política de tasas máximas podía tener un impacto negativo sobre la oferta del crédito, en particular para los clientes percibidos como de mayor riesgo. La norma establece un tope para lo que pueden cobrar las entidades financieras, que va desde 1,25 hasta 2 veces -según el tamaño del banco- la tasa que paga el BCRA por sus Letras (Lebac) a 90 días de plazo. Esto se traduciría en estos días en tasas máximas para préstamos de entre 35 y 56%, aproximadamente.

"Hay una discriminación que no termino de entender. No tiene sentido que sus tasas máximas sean 15 puntos más bajas o más que las de los bancos pequeños", señalaban anoche desde una entidad de primera línea. "Un banco grande podría estar incurriendo en un segmento de riesgo en parte de su cartera. Con lo cual habrá cierto riesgo de crédito que tolerará esta magnitud de tasas y otros que no. El problema es que a los segmentos más riesgosos termines por expulsarlos del mercado formal de crédito. La diferencia de tasas no debería ser por tamaño de banco, sino por tipo de cartera", explicaban.

En tanto, el economista Francisco Gismondi, director de la consultora Empiria, consideró que el tope podría perjudicar a los bancos chicos que prestan a tasas altas, ya que suelen asumir mayores riesgos. "Con las nuevas tasas se quedan sin negocio", sentencia el ex economista jefe del BCRA. Según detalla, la norma podría llevar además a que los bancos privilegien aquellos clientes con planes sueldo -considerados de menor riesgo-, en detrimento de los que no tienen cuenta con una determinada entidad.

Desde el punto de vista macroeconómico, Gismondi identifica otro problema: "Si las tasas de crédito son más bajas, posiblemente puedan trasladar algo del costo a otras líneas que no son las de personales ni prendarios, pero lo que puede suceder es que también terminen pagando menos por los depósitos, con el riesgo hoy de que entonces la gente elija irse al dólar, ya sea al oficial para ahorro o al mercado informal".

El economista Carlos Melconian, de M&S Consultores, consideró, no obstante, que la política de tasas máximas terminará siendo de corto alcance. "Es un control -concedió Melconian-, pero no para todos; los bancos van a protestar, porque es un resabio de autoritarismo, pero a la vez demuestra que el Gobierno ya no tiene tanto poder de fuego como hace cinco años. Es un intento para regular la tasa, pero de bajo alcance."

Temas en esta nota

Cargando...