El juez Griesa rechazó la cautelar que pedía Argentina y el país quedó al borde de otro default

El documento del juez se conoció minutos después de que el Gobierno anunciara el pago a los bonistas del canje.

Por
El juez Griesa rechazó la cautelar que pedía Argentina y el país quedó al borde de otro default
26deJuniode2014a las13:30

El juez de Nueva York Thomas Griesa rechazó hoy la medida cautelar que solicitaba la Argentina en el marco del juicio con los fondos buitre y dejó al país al borde de un nuevo default. El nudo de las negociaciones quedó ahora en la mesa del abogado Daniel Pollack, el mediador designado por el juez. Por el momento no está del todo claro que la Argentina no pueda pedir otra vez al juez la reposición del stay.

El problema de que no rija la cautelar, para la Argentina, es que la Justicia norteamericana podría embargar los fondos depositados para pagar los vencimientos del lunes por u$s 228 millones de bonos reestructurados de jurisdicción neoyorquina. Si eso pasa, se dispararían los seguros de default (Credit Default Swaps o CDS), que le darían a la Argentina una ventana de 30 días hasta que entre formalmente en default técnico.

El rechazo del juez fue conocido este mediodía en Nueva York apenas minutos después de que el ministro Axel Kicillof informara que el país depositó los fondos para pagar los bonos del canje. Del texto de Griesa –que menciona dos pedidos de reposición del stay, uno del 23 de junio y otro de esta misma mañana- es imposible saber si el fallo fue anterior o posterior a que el Gobierno confirmara esos depósitos.

“El pedido (del "stay") es inapropiado” porque los eventuales embargos “ni siquiera entran en juego a menos que la República (Argentina) deposite pagos para los bonistas del canje. La Corte no tiene control sobre si la República realiza o no esos pagos”, señala el fallo.

Si el rechazo del "stay" fue previo a la confirmación del depósito para los bonistas, la Argentina podría eventualmente pedir nuevamente un stay argumentando que cambiaron las condiciones y esperar qué responde el juez. Por el momento, eso no fue informado ni por el juzgado de Griesa ni por el Gobierno.

En su fallo, además, el juez pone el foco de las decisiones en el escritorio de Pollack, el mediador en los diálogos entre la Argentina y los fondos buitre. El texto resalta la designación del “Special Master”  y apunta: “Esta Corte entiende que tales negociaciones incluirán el tratamiento de cualquier pago futuro a los bonistas del canje”.

Temas en esta nota