Por orden de Cristina, Kicillof viaja a Estados Unidos

El ministro de Economía, Axel Kicillof, encabezará la delegación argentina que hoy a las 14.30 hora de Nueva York (15.30 hora de la Argentina) se reúna con Daniel Pollack,

Por
Por orden de Cristina, Kicillof viaja a Estados Unidos
07deJuliode2014a las08:09

La presidente Cristina de Kirchner resolvió a último momento que el ministro de Economía, Axel Kicillof, encabece la delegación argentina que hoy a las 14.30 hora de Nueva York (15.30 hora de la Argentina) se reúna con Daniel Pollack, el "special master" (mediador) designado por el juez estadounidense Thomas Griesa para analizar el litigio que el país mantiene con los fondos buitre. A última hora de ayer, el titular del Palacio de Hacienda viajó rumbo a los Estados Unidos. Entre el jueves y el viernes y en el marco de las conferencias que ofreció en Washington y en Buenos Aires, el titular del Palacio Hacienda rechazó dar precisiones cuando fue consultado sobre la integración de la comitiva argentina. 

Se entiende ahora el motivo: la presidente de la Nación sigue minuto a minuto la negociación y fue ella quien resolvió ahora que el ministro viaje para liderar las negociaciones. "Todavía no hemos definido la comitiva. Va a ir una representación muy calificada del Gobierno para llevar la mejor negociación posible, una negociación tiene una dinámica inesperada", sostuvo este viernes durante la conferencia de prensa que brindó para anunciar la revisión de Precios Cuidados.

No bien llegue a suelo norteamericano, Kicillof se reunirá con el equipo que desde el domingo se encuentra en Nueva York. Se trata de los secretarios de Finanzas, Pablo López, Legal y Técnico, Federico Thea y el subprocurador del Tesoro, Javier Pargament. 

Asimismo, tomará contacto con el estudio de abogados Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, que defiende a la Argentina.

De acuerdo con lo expresado por el propio Kicillof, al encuentro con Pollack no asistirán los fondos buitre; NML Capital Aurelius no participarán de la reunión. 

El "special master" podrá escuchar la postura argentina del propio ministro de Economía que, como se viene insistiendo incluso en foros internacionales, se basa en respetar el derecho del 100% de los acreedores con el objetivo de "alcanzar una solución justa, equilibrada y legal". 

Kicillof y su equipo seguramente insistirán sobre las negativas consecuencias que tendría no sólo para la Argentina sino también para el sistema financiero internacional la aplicación del fallo del juez Griesa. 

Según se comenta en los pasillos de la Casa Rosada, el objetivo sería evitar la aplicación de la cláusula RUFO, así como permitir que los acreedores que ingresaron a los canjes puedan cobrar. En este marco, el máximo propósito sería alcanzar un acuerdo que permita cerrar definitivamente el proceso de judicialización de toda la deuda que no ingresó al canje.

La sentencia del juez Griesa establece el pago de 1.500 millones de dólares al 1% de los fondos buitre, decisión que de acatarse podría dar lugar a nuevas demandas contra el país por cifras que se tornarían impagables. El equipo económico insistirá ante Pollack sobre la "vocación de pago de la Argentina". 

En tanto, esperan poder tener más certezas respecto de si los fondos buitre realmente tienen intenciones de negociar de una manera razonable o simplemente buscan la aplicación estricta del fallo judicial. 

En el Gobierno siguen con atención la evolución del pedido que formularon tanto el Banco de Nueva York como Euroclear al juez Griesa respecto del problema que les ocasiona no poder cumplir con su rol de fiduciario. El jueves pasado la Argentina intimó a estas entidades a que cumplan con su rol y paguen a los tenedores de bonos toda vez que el país efectuó el depósito correspondiente. "Es una situación bastante desconcertante e insólita", admitió Kicillof este viernes. Y agregó: "Ahora hay un conflicto entre los bancos, los bonistas de la reestructuración y los fondos buitre".

Temas en esta nota