Se complica el panorama para las provincias

Estiman que el gasto se acelerará en los próximos meses y deteriorará las finanzas de los distritos.

Por
Se complica el panorama para las provincias
14deJuliode2014a las08:30

La mayoría de las provincias enfrenta caídas en el nivel de actividad y economistas advierten que el panorama fiscal se complicará en el segundo semestre. 

Las provincias atravesaron holgadamente el primer trimestre del año registrando un importante superávit fiscal. Sin embargo y pese a que se espera que los recursos conserven el buen ritmo, los analistas prevén que el gasto se acelerará y se revertirá el resultado positivo. 

De esta manera, la consultora especializada espera que los ingresos crezcan un 32% y los gastos un 34,6%. De convalidarse estas cifras, las provincias afrontarían un déficit primario de $ 5.000 millones y un rojo financiero de $ 17.0000 millones. Incluyendo el pago de amortizaciones, la brecha financiera ascendería a $ 37.440 millones, que deberán conseguir los estados subnacionales para cerrar el ejercicio.

“Como siempre, la variable clave será el gasto en personal. La implementación plena de los aumentos anunciados acelerará la dinámica de la partida a partir del segundo trimestre. De esta manera, cerraría el año con una suba acumulada del 36%. Este gasto alcanzaría los $348.273 millones, explicando el 56% del gasto incremental y absorbiendo el 54% del gasto total”, apuntaron en Economía & Regiones.

Por otro lado, Ecolatina prevé un año con importantes complicaciones fiscales para las provincias dado que las presiones sobre el gasto son elevadas y los ingresos se desacelerán como consecuencia del menor nivel de actividad.

“A diferencia de la Nación, que es asistida por el Banco Central y se ve beneficiada por el efecto de la devaluación en los recursos del comercio exterior, las provincias no pueden emitir para financiar su déficit, sus gastos son muy inflexibles a la baja (el 50% corresponde a salarios) y el efecto positivo de la devaluación alcanza a sólo 2% de sus ingresos totales”, destacaron en la consultora.

En ese sentido, de acuerdo con cálculos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), el resultado fiscal positivo de las principales provincias en el primer semestre debe tomarse con cierta precaución porque en la segunda mitad del año generalmente se suele acelerar el gasto. “El impacto de las subas salariales otorgadas por las distintas administraciones provinciales se concentra en la segunda parte del año. Asimismo, no debe dejarse pasar el hecho de que las provincias dejaron de pagar en la primera mitad del año unos $ 4.000 millones de servicios de la deuda con el gobierno nacional y aún no se ha resuelto si el mismo se extenderá a lo que resta de 2014, estando en juego servicios de deuda en este marco por otros $ 5.000 millones aproximadamente”, explicaron desde el Iaraf.

Respecto a las formas de financiamiento, los economistas consideran que el conflicto con los holdouts y la posibilidad de un default cambió el escenario. “Según un relevamiento de los presupuestos provinciales disponibles, este nivel de gobierno preveía a fines del año pasado un endeudamiento de $ 30.000 millones para este año pero deberán ajustar sus previsiones de obtención de financiamiento al nuevo escenario de menores disponibilidades”, advirtieron desde el Iaraf.

En Ecolatina coincidieron en que el endeudamiento era central para cerrar las cuentas provinciales este año y en uno de sus últimos informes estimaron que las necesidades de financiamiento llegarán al 1,5% del PBI ($ 45.000 millones).

Temas en esta nota

Seguí leyendo