Creció un 172% el valor de la tonelada exportada por Argentina

El de los productos del campo se duplicó, mientras que los bienes industriales triplicaron su valor por cada tonelada vendida al mundo.

Por
Creció un 172% el valor de la tonelada exportada por Argentina
23deJuliode2014a las15:59

En los últimos diez años aumentó el valor agregado de las exportaciones, contrariamente a lo que ocurrió entre 1995 y 2002. Cada mil kilos exportados el valor pasó de 316 a 859 dólares. El de los productos del campo se duplicó, mientras que los bienes industriales triplicaron su valor por cada tonelada vendida al mundo.

Durante una década, entre 1995 y 2005, con convertibilidad o sin ella, el valor de las exportaciones argentinas se mantuvo en una franja de entre 300 y 400 dólares la tonelada. La primarización de la economía agudizada a partir del tipo de cambio bajo en los noventa no pudo revertirse tan fácilmente tras la devaluación.

Fue después de 2005 que las exportaciones argentinas comenzaron a incorporar mayor valor y pasaron de 393 a 859 dólares, elevando su valor un 119%. Así entre el año 2003, cuando llegó Néstor Kirchner al gobierno y hasta 2013, diez años más tarde, el valor de las exportaciones creció un 172% de punta a punta.

Kirchner parece haber sentado las bases de la política económica con agregado de valor a las exportaciones, pero los números indican que fue la continuadora de esa política, Cristina Fernández quien recogió los números más favorables. Cristina nunca ocultó su deseo de que Argentina pudiera ser “como Alemania” el país que exporta con mayor valor agregado.

Las estadísticas oficiales muestran algunos datos interesantes cuando se observa la serie de 1995 a 2003. Para quienes aseguraban que el éxito exportador del gobierno -y el de la macroeconomía por ende- se ligaba al famoso “viento de cola” por el precio internacional de los granos tendrán dificultades en explicar algunos números.

Entre 1995 y 2005 (cuando ya se hablaba del viento de cola) el valor exportado de la producción primaria pasó de 236 a 202 dólares, es decir que hubo un retroceso del 14% en las exportaciones totales primarias donde el campo es el gran protagonista.

En el mismo lapso el valor por tonelada de las exportaciones de la agroindustria (MOA) y de la industria (MOI) también resultaron declinantes. Las primeras bajaron un 22% en la década y las segundas retrocedieron un 9%. Si el valor total de las exportaciones en aquel periodo creció un 8% en promedio fue por las ventas de energía y combustible.

Pero el salto en valor de las ventas se dio a partir de 2005, como lo muestra el gráfico elaborado por El Enfiteuta. Dicho valor fue creciendo año tras año y solamente se vio atenuado en los periodos de fuerte crisis internacional en 2009 y 2012. Luego recuperaron el ritmo expansivo que venían mostrando.

Así, entre 2005 y 2013 el valor de las exportaciones totales trepó un 119%, y al pasar de 393 a 859 dólares más que se duplicaron. Tampoco en esta etapa la suba se explica por los productos primarios, cuyo valor creció en esos ocho años un 28%. La explicación hay que verla en las manufacturas agroindustriales con una suba del 97% en el valor de la tonelada exportada, pero sobre todo en la industria (MOI) que reflejó un incremento del 130% en el mismo periodo.

El caso de las MOI es significativo. Entre 1995 y 2002 el valor de la tonelada exportada por la industria declinó un 37%, cuando pasó de 1.719 a 1.089 dólares, una etapa en la que prácticamente quedó desmantelada. No sufrieron tanto los productos primarios cuya caída en promedio fue del 23% en los mismos años.

Pero a partir de 2003 el valor de la tonelada exportada por la industria, merced a un tipo de cambio favorable y estímulos que perduran al día de hoy, creció un 233% al pasar de 1.089 a 3.605 dólares la tonelada. Esa suba representó más del doble de lo que aumentó el valor de las exportaciones primarias cuyo crecimiento rondó el 111% entre 2003 y 2013.

Temas en esta nota