Paros atentan contra la principal fuente de divisas

La paralización de la actividad portuaria como recurso negociador atenta contra la principal fuente generadora de divisas. En lo que va del año los conflictos vienen creciendo.

Por
Paros atentan contra la principal fuente de divisas
09deAgostode2014a las07:32

En lo que va del presente año una serie de conflictos gremiales está generando problemas logísticos de manera recurrente al momento de embarcar los commodities agrícolas de los que depende la economía argentina.

Si bien los conflictos gremiales pueden ser considerados “normales” en períodos de alta inflación, el hecho es que los dirigentes sindicales se acostumbraron a paralizar la actividad portuaria para acelerar los tiempos de las negociaciones con las empresas o incluso con otros gremios.

La paralización de actividades portuarias, además de generar un infierno logístico por la “acumulación” de barcos con carga programada, promueve una ralentización del ingreso de agrodivisas y costos adicionales que luego –descontados del valor FOB– son eventualmente redistribuidos entre los integrantes de la cadena comercial (cada día de espera no programada de un buque granelero ronda actualmente los 14.000 dólares).

Desde el pasado 24 de julio una huelga del gremio de los empleados aduaneros (Supara), realizada en forma escalonada, viene retrasando la carga de buques graneleros tanto en las terminales de la zona de influencia de Rosario como en las del sur bonaerense. Ayer viernes fue la última medida de fuerza de ese gremio. Y anunciaron otra para el jueves y viernes de la semana que viene.

Además de los paros intermitentes de Supara, hoy sábado integrantes de la CGT de San Lorenzo (Santa Fe) anunciaron una medida de fuerza en apoyo –según informaron– de los trabajadores que registraron descuentos en sus haberes por los días no trabajados durante el paro realizado el mes pasado (conflicto en el que intervino directamente el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich).

En julio pasado la actividad se paralizó por medidas de fuerza realizadas por trabajadores pertenecientes a la Unión de Recibidores de Granos y Anexos (Urgara). También se registraron paros instrumentados por representantes de la CGT San Lorenzo para defender el pedido de ajuste del 60% en dólares de la tarifa de estibaje cobrada por la Cooperativa de Trabajos Portuarios Ltda. a las compañías que operan en las terminales portuarias de San Lorenzo, San Martín, Punta Alvear y General Lago.

En junio un pequeño grupo de amarradores integrados en el Sindicato Marineros y Afines del Departamento San Lorenzo (SIMA) pararon la actividad de varias terminales portuarias.

En mayo un conflicto gremial entre el Sindicato de Obreros Marítimos (SOMU) y el Sindicato Unido Portuarios Argentinos (SUPA) de Rosario paralizó la actividad en algunas terminales portuarias. Para solucionar el conflicto debió intervenir Capitanich.

En abril el paro nacional organizado por la CGT paralizó la actividad portuaria al contar con el respaldo de las autoridades de Urgara y de los gremios que integran la Federación Marítima y Portuaria (Fempinra). Luego la CGT San Lorenzo, en conjunto con representantes de la Federación del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmontadores de Algodón y Afines, lanzaron una medida de fuerza que paralizó la actividad comercial en varias terminales portuarias.

En el actual contexto la exportación de commodities agrícolas es la principal fuente generadora de divisas con la que cuenta la economía argentina para operar con normalidad.

Fuente: Valor Soja

Temas en esta nota