Gobierno negoció y aceptó modificar Ley de Abastecimiento

Ayer, tras un largo debate, el kirchnerismo anunció los cambios que se introducirían en el dictamen.

Por
Gobierno negoció y aceptó modificar Ley de Abastecimiento
27deAgostode2014a las08:16

El kirchnerismo despachó ayer los tres proyectos que modifican la Ley de Abastecimiento, la de Defensa del Consumidor y el que crea un fuero específico en la materia, pero tuvo que aceptar modificaciones que, sólo para algunas empresas, modera y limita el intervencionismo y los controles que el Ministerio de Economía quiso consagrar con el paquete.

Ayer, tras un largo debate con desfile de representantes de la UIA, asociaciones de consumidores y constitucionalistas invitados por la oposición y el oficialismo, el kirchnerismo anunció los cambios que se introducirían en el dictamen.

El encargado de explicarlos ante el plenario de comisiones que emitió el dictamen fue el secretario de Justicia, Julián Álvarez, quien comenzó a detallar: 

•Se exigirá autorización judicial previa para inhabilitar o clausurar empresas infractoras. "En caso de inhabilitación especial o clausura temporal, la autoridad de aplicación tendrá que pedir previamente autorización judicial para proceder", dice ahora el dictamen, que, además, elimina la clausura definitiva como sanción a empresas incumplidoras.

•Se agregó un párrafo en el primer artículo del proyecto por el que "quedan exceptuados del régimen los agentes económicos considerados micro, pequeñas o medianas empresas, siempre que no detente posición dominante". Es decir, se deja a las pymes afuera del alcance de la ley.

Ayer, CAME festejaba como un éxito propio esa modificación, que había conversado con Cristina de Kirchner y Axel Kicillof la semana pasada. Ayer, Débora Giorgi terminó de dar las últimas puntadas al acordar que sólo quedarían dentro de la ley las pymes industriales con "posición dominante".

•También hubo cambios en el artículo 2 del proyecto, que señalaba que la autoridad de aplicación podía intervenir en "cualquier etapa del proceso económico" o exigir documentación y "todo tipo de libros" cuando fuera "estrictamente necesario". En la redacción final ese artículo dirá que esas acciones sólo podrán realizarse "en caso de configurarse algunos de los supuestos previstos", como subir "injustificadamente los precios", acaparar materias primas o productos, y destruir mercaderías, entre otras conductas.

•Hay un artículo incorporado en el que "en caso de la obligación de producir a pérdida, se le pague una compensación justa y oportuna".

•En el dictamen firmado quedó establecido que "el Poder Ejecutivo designará la autoridad de aplicación", con lo cual se modificó el artículo 15, que designaba directamente a la Secretaría de Comercio como autoridad.

El kirchnerismo despachó ayer los tres proyectos que modifican la Ley de Abastecimiento, la de Defensa del Consumidor y el que crea un fuero específico en la materia, pero tuvo que aceptar modificaciones que, sólo para algunas empresas, moderan y limitan el intervencionismo y los controles que el Ministerio de Economía quiso consagrar con el paquete.

Al final del debate, el radical Gerardo Morales reconoció que "hay varios cambios que minimizan o disminuyen la arbitrariedad", pero anticipó que de todas formas su bloque votará en contra ya que la ley "sigue la lógica de que el control de precios es la única política antiinflacionaria".

Más temprano, el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, había considerado que los proyectos "plantean intervenciones discrecionales en el proceso productivo. Desde el sector privado estamos convencidos de que esto no ayuda a la inversión y el ingreso de divisas". Esa crítica fue casi unánime en la oposición y hasta en algunos empresarios pymes, que tras los cambios dejaron de cuestionar ese paquete intervencionista.

Temas en esta nota