Para el 58% de los productores es un mal momento para invertir

El dato surge de una reciente medición realizada por CREA que se realizó entre 872 productores agropecuarios y 206 asesores.

Por
Para el 58% de los productores es un mal momento para invertir
08deSeptiembrede2014a las17:23

Una reciente medición realizada por Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) que se realizó entre 872 productores agropecuarios y 206 asesores, arrojó que el 58% de los encuestados indicó que el actual es un mal momento para realizar inversiones, mientras que para 16% la situación es favorable. Estos valores muestran que las expectativas se han deteriorado en relación al primer trimestre de 2014, cuando los valores correspondientes eran 53 y 18%, respectivamente.

Momento para realizar inversiones según los productores CREA

La muestra también puso en evidencia que el 19% de las empresas obtuvo un resultado negativo en el ejercicio 2013/14 y que el 68% se encuentra con mayoría de deuda estructurada en el corto plazo. Además, el 64% manifestó que la situación crediticia actual genera cambios en sus decisiones, que afectan principalmente el crecimiento en la actividad.

La causa de esta situación radica en que los productores no han tenido rentabilidad para desarrollar inversiones debido a diversos factores que atentaron contra los resultados de las actividades agropecuarias. En el plano internacional hay una fuerte caída de los precios; en el ámbito nacional se sufre una alta presión tributaria, un crecimiento de los costos de producción y de financiación, y trabas y altos aranceles en las exportaciones por parte del Gobierno. 

El clima tampoco fue favorable para las actividades agropecuarias. El resultado es una reducción del capital de trabajo y por ello resulta muy poco probable que los productores puedan invertir en maquinaria agrícola o mejoras para la ganadería de carne y leche, porque antes de ello hay que atender las deudas de la campaña 2013/14 y los gastos de la 2014/15.  

Otra de las cuestiones cruciales por las cuales se registran bajas expectativas es el alto nivel de incertidumbre generado por las políticas económicas y agropecuarias públicas y lo más preocupante es que no se vislumbran acciones del Estado efectivas que permitan resolver los condicionantes descriptos y otros puntos de conflicto relacionados con la agricultura y ganadería que les restan competitividad.

Es importante destacar que la ajustada situación económica de los productores va a repercutir no sólo en la macroeconomía sino en la actividad de todas las comunidades donde se llevan a cabo las actividades, ya que en éstas se canaliza el 78 por ciento del gasto e inversión de aquellos.

Fuente: Prensa CREA

Temas en esta nota

Seguí leyendo