"La construcción de ciudadanía, un proyecto argentino indispensable"

Con este título desarrollado por el filósofo, ensayista y poeta Santiago Kovadloff, la Unión Agrícola de Avellaneda propuso celebrar sus 95 años de actividad institucional.

Por
Auditorio en la conferencia de Santiago Kovadloff en el marco de los 95 años de la Unión Agrícola de Avellaneda.

Auditorio en la conferencia de Santiago Kovadloff en el marco de los 95 años de la Unión Agrícola de Avellaneda.

23deSeptiembrede2014a las12:49

Fuel el 19 de septiembre con una conferencia brindada en Avellaneda (Sta. Fe) de la cual participaron alrededor de 500 personas provenientes de diferentes sectores socio-productivos y culturales ubicados en un radio de acción de más de 200 km. Asociados, dirigentes, empleados, clientes y allegados junto a autoridades políticas y miembros de otras cooperativas de la región colmaron las instalaciones del Teatro Máximo Vicentín.

Durante más de dos horas, el público siguió atentamente y con sus aplausos manifestó su conformidad y gratitud con el encuentro. El mismo fue abierto por el Presidente de la Unión Agrícola de Avellaneda, Norberto Niclis, quien tras resaltar algunos hitos de la historia de la entidad que marcaron su devenir histórico y el capital social que la compone, explicó los motivos de haber elegido esta forma de celebrar 95 años de vida institucional.

Seguidamente Santiago Kovadloff expuso su fina y trabajada mirada sobre la realidad y el porvenir de nuestro país. “Uno de los dramas de la Argentina es la discontinuidad”, expresó y agregó: “La continuidad genera tradición, ésta crea memoria y por ende identidad. Como consecuencia hoy vivimos Desorientación Cívica”. Se refirió luego a que "hemos perdido sentido de transparencia de las palabras, no solo por lo que cada uno entiende de ellas sino por el tono con que se las usa”.

Con esa introducción condujo al auditorio por distintas etapas de la vida argentina para ayudar a comprender los rasgos de la Democracia Republicana, resaltando la responsabilidad de los ciudadanos, como padres y como estudiantes en la construcción de un país más digno. Para ello dejó bien claro que no “se trata de ser optimistas ni pesimistas, en ambas posturas hay claudicaciones a la tarea de construir. Se trata de ser personas esperanzadas. El hombre esperanzado ve matices, ve signos de claridad y vitalidad, le da sentido a esos matices, le da sentido a la vida y construye…utiliza la palabra como construcción de subjetividad ya que no hay nada más temible que callar, es allí cuando uno claudica en sus convicciones”

La Cooperativa Unión Agrícola de Avellaneda con este encuentro se propuso como objetivo conjugar 95 años de gestión auténticamente democrática con la mirada de un filósofo y poeta que, con su sabiduría, trasciende los prejuicios y los ligeros análisis de los encuentros cotidianos. Finalmente el objetivo fue logrado y las expectativas superadas.

 

Fuente: Unión Agrícola de Avellaneda Coop. Ltda.

Temas en esta nota