Sobreoferta de buques golpea al mercado de fletes marítimos

El comportamiento reciente del mercado de fletes marítimos ha estado condicionado por la considerable sobrecapacidad existente en la oferta de bodegas.

Por
Sobreoferta de buques golpea al mercado de fletes marítimos
25deSeptiembrede2014a las07:49

El comportamiento reciente del mercado de fletes marítimos ha estado condicionado por la considerable sobrecapacidad existente en la oferta de bodegas, situación que se explica por el clima de optimismo que imperó en los años anteriores a la crisis financiera global de 2008-09 y que condujo a un incremento notable en las órdenes de construcción de buques. 

Así lo consignó el analista de la Cámara de Comercio de Rosario (BCR), Guillermo Rossi, quien aclaró que el mercado de fletes oceánicos está altamente segmentado, con sobreabundancia de oferta y por lo tanto, inmerso en un ciclo de tarifas bajas.

La capacidad de carga de los buques Capesize puede llegar hasta 150.000 toneladas y se destina mayormente al transporte de carbón o mineral de hierro. En cambio, para el comercio de granos son más utilizados los Panamax, con potencial para cargar más de 60.000 toneladas, aunque también se prefieren embarcaciones flexibles y con acceso a terminales pequeñas, como los Handy. A nivel de Capesizes, por ejemplo, en los últimos años el potencial de carga se ha más que duplicado, "siendo virtualmente imposible para la demanda absorber semejante crecimiento con mayor utilización", indicó Rossi.

Una situación parecida atraviesa el transporte de portacontenedores, en el que las empresas han ralentizado la marcha de sus barcos para atenuar la ociosidad de oferta y reducir los costos de combustible. "La coyuntura descripta tiene como consecuencia natural un ciclo de tarifas bajas, que puede extenderse por algún tiempo más hasta que aparezcan nuevos fundamentos", manifestó.

Asimismo, se mantiene en actividad una considerable proporción de buques antiguos -en términos de tecnología y diseño- que dificulta el avance en la reducción de los costos operativos, tanto dentro de las terminales portuarias como en el traslado en alta mar. 

Las tarifas de fletes marítimos se han caracterizado históricamente por su alta variabilidad, así los cambiantes patrones globales de comercio de commodities, sumados a factores climáticos, geopolíticos y estacionales, tienden a generar fluctuaciones en la demanda de transporte. Estas variaciones se combinan con vaivenes en la oferta de barcos, dados por la permanente reestructuración de sus flotas que hacen las compañías navieras. 

"La oferta es inelástica y se ajusta muy lentamente a los cambios en la demanda, generando profundas oscilaciones en los precios, en ocasiones superiores a las de casi cualquier commodity o activo cotizante", precisó el analista.

Desde principios de agosto y hasta la primera semana de septiembre se produjo una acelerada recuperación de las tarifas de flete, que habían tocado mínimos de un año y medio sobre finales de julio. "Dicha tendencia se apoyó en la reactivación de la demanda hacia embarcaciones de carga seca y tamaño grande en las semanas previas al comienzo del invierno en el hemisferio norte", afirmó Rossi.  

En buques Panamax las tarifas promedio subieron desde 4.600 a cerca de 7.300 dólares diarios, mientras que para cargas más grandes la mejora fue todavía más pronunciada.

Temas en esta nota

Cargando...